07/11/2015 – Los perros juegan persiguiéndose, derribándose y mordiéndose, pero hay mucho más en sus juegos que lo que se observa a simple vista. La forma como los perros interactúan entre ellos revela que tienen un lenguaje y código moral y que no interactúan de esta forma sólo para establecer dominancia.

Marc Bekoff, profesor de la Universidad de Colorado, ha estudiado comportamiento animal desde hace más de 40 años. Luego de revisar las fotografías y videos de perros, lobos y coyotes tomados durante cuatro años, descubrió que los parientes salvajes de los perros juegan de la misma forma, persiguiéndose mutuamente, rodando y saltando unos sobre otros.

“Este juego es un gasto significativo de energía y puede ser peligroso”, informa Bekoff al Washington Post. “Se pueden dislocar una articulación, romper una pierna e incrementa la probabilidad de ser cazados. ¿Por qué lo hacen? Tiene que haber algo que los haga sentir bien.”

Bekoff y otros investigadores han llevado a cabo numerosos estudios sobre cómo estos animales juegan y qué significan sus acciones. Lo que han descubrieron, es que el comportamiento de los perros durante el juego es un lenguaje compelto y que cualquier cambio de posición o de mirada o de cola, es una forma de comunicación.

El jugar tiene incluso sus propias reglas y si un perro las rompe -jugando muy rudo, por ejemplo- ese perro puede ser excluido del grupo. Bekoff dice que esta respuesta sugiera que los perros refuerzan la conducta moral, lo cual significa que son capaces de experimentar un rango de emociones y aún reconocer estas emociones en otros canes.

inclinación cuerpo frontalInclinarse jugando: Cuando un perro inclina la parte frontal de su cuerpo, como en una reverencia, están dando una invitaci´no a jugar. Si tu perro a menudo se inclina ante otros perros mientras sales a caminar, es una clara indicación que le gustaría un compañ[email protected] de juego.

Sin embargo, esta posición no invita únicamente a jugar. También advierte a los otros peros que el salto, mordisco o derribo que siguen a esta reverencia no son un acto de agresión. Es simplemente la forma en que un perro dice “Sólo estoy jugando”.

Rodar en el suelo: Cuando un perro rueda en su espalda durante el juego, se considera a menudo un gesto sumiso; sin embargo, los investigadores sugieren que significa algo más.

Al principio de este año, científicos de la Universidad de Lethbridge y la Universidad de Suráfrica observaron 33 sesiones de juego entre dos peros y estudiaron también 20 vídeos de perros jugando en youtube.

Aunque no todos los perros rodaron en el piso durante el juego, los que lo hicieron no eran necesariamente el más pequeño o débil de los dos perros, ni mostraba tampoco un comportamiento sumiso.

roll over

De hecho, no resultó más probable que los perros pequeños rodaran en el piso más que los grandes y que los sí rodaban en el piso usaban esta posición para evadir un mordisco o lograr ellos mordisquear al otro perro de forma más fácil.

Los investigadores observaron también que de los 248 perros que durante juego rodaban en el piso, ninguno presentó un comportamiento sumiso, por lo que concluyeron que rodar en el piso simplemente facilita el juego.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button