28/04/2015 – Si eres padre/madre, la idea de agregar el cuidado y alimentación de un animal a tus responsabilidades pueden parecer demasiado trabajo. Pero tener un perro, gato, conejo o similar, como parte de la familia, beneficia a los niños de forma real. Estudios han demostrado, especialmente en el área de la Inteligencia Emocional, que los niños que crecen con mascotas de desempeñan mejor.

Las siguientes habilidades de Inteligencia Emocional se desarrollan más en niños que crecen con mascotas:

Compasión: De acuerdo con esta generalidad del libro The Waltham Book of Human-Animal Interaction [El Libro Waltham de Interacción Humano-Animal], “Si hay mascotas en la casa, los padres y los niños comparten frecuentemente el cuidado de la mascota, lo que sugiere que los niños aprenden a una edad temprana cómo cuidar e interactuar con un animal dependiente.” Incluso los niños pequeños pueden contribuir con el cuidado y alimentación de un animal – un niño de 3 años puede llevar un platito de comida y ponerlo en el suelo para un gato y a esa misma edad, un niño puede acariciar a un animal con suavidad, usando la palma de la mano. Supervisar a los niños en las primeras ocasiones es primordial y también es un excelente aprendizaje. Más adelante en la vida, una vez hayan aprendido el hábito, su memoria y comprensión de la vida más allá de sí mismo será estimulada cada vez que interactúen con un animal. Los niños mayores pueden ser responsables de salir a caminar con un perro o jugar con él en el jardín, limpiar el arena del gato o llevarle la comida a un conejo.

MASCOTA (1)

Auto-estima: Cuidar mascotas también fomenta la autoestima, tener tareas asignadas (como llegar el plato de agua de un perro) le da al niño un sentido de satisfacción y le hace sentir independiente y competente. Otra ventaja de convivir con un animal de compañía es que se crea una conexión muy especial entre el animal y el niño, fomentando que el pequeño comprenda el sentido del respeto por otros seres vivos. Aprende a compartir y sobre todo a tener un amor incondicional hacia su perro o gato.

Share Button