09/09/2014 – La cantidad de gases de efecto invernadero en la atmósfera, causantes del cambio climático, alcanzó un nuevo máximo en 2013, según ha revelado este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en su boletín anual. En este, además, ha subrayado que el dióxido de carbono ha aumentado su concentración a un ritmo que no se observaba en casi 30 años y que el ritmo actual de acidificación de los océanos no tiene precedentes en los últimos 300 años.

Esta situación revela, según ha afirmado la OMM, “una mayor urgencia en la necesidad de una acción internacional concertada contra la aceleración y el cambio climático potencialmente devastador”. “Sabemos sin ninguna duda de que nuestro clima está cambiando y nuestro tiempo es cada vez más extremo debido a las actividades humanas”, ha remachado Michel Jarraud, el jefe de la institución, que ha apostado por “revertir esta tendencia” mediante la reducción de las emisiones de CO2 y demás gases de efecto invernadero.

Fuente: El País.

Share Button