22/01/2021 – Un nuevo estudio de la Universidad de Vermont, Estados Unidos de América, demostró el impacto que tiene la actual crisis climática en la malnutrición infantil a nivel global. El estudio se publicó en el portal Environmental Research Letters (Cartas de Investigación Ambiental, en español). La publicación indica que examinaron los datos de 107,000 niños menores de 5 años en 19 países distintos, todos de mediano a bajo ingreso, en seis regiones del mundo.

.

La diversidad en la dieta de los niños se midió y comparó con datos con diferencia de 30 años. Los resultados se consideran los primeros de su índole y muestran que a mayor temperatura y cantidad de lluvias, es más fuerte el impacto en la cantidad y diversidad de alimentación de los niños.

La diversidad en la dieta es una medida que desarrolló las Naciones Unidas para medir la calidad e ingesta de micronutrientes en la dieta. Del comunicado de la Universidad de Vermont: “Los micronutrientes como el hierro, ácido fólico, zinc y las vitaminas A y D son críticos para el desarrollo de los niño. La falta de micronutrientes es la causa de la malnutrición, la cual afecta a uno de cada tres niños menores de 5 años en el mundo. La diversidad en la dieta se mide considerando los grupos de alimentación que ingiere el niño en un periodo determinado.”

De qué forma impacta la temperatura la alimentación:

Hay muchas formas en las que una mayor temperatura afecta la diversidad de la dieta. El calor disminuye las fuentes de alimentación, tanto de animales como de plantas. La fisiología de los rebaños se ve afectada por una mayor temperatura, pues beben más agua. El calor también afecta la cantidad de cosecha de los cultivos y por lo tanto, aumenta el precio y el acceso a los mismos.

La discusión del estudio indica también que “…indirectamente, una mayor temperatura también tiene el potencial de afectar el contenido de macro y micronutrientes en una gran variedad de cultivos.”

Share Button