16/03/2021 – Uno de los grandes problemas que aqueja a nuestro planeta es la sustitución de bosques nativos por plantaciones de monocultivos. Este es un problema que genera un gran daño a nuestro planeta. 

América Latina y el Caribe albergan el 57% de la superficie de bosques primarios del planeta. Consecuentemente, también una parte altamente significativa de la diversidad biológica y de las reservas de agua dulce mundiales. Lamentablemente, sólo un 18% de esa superficie se encuentra en áreas protegidas. Pero aún en esos espacios que deberían permanecer intactos, se realizan explotaciones industriales de todo tipo, explotación de plantaciones de monocultivos, entre ellos uno de los más dañinos la palma africana.

.

Esto no se nota mucho debido a que los monocultivos son plantaciones de árboles de un solo tipo, pero los monocultivos de árboles no son bosques. Son todo lo contrario. Los monocultivos acidifican el suelo, no permitiendo posteriormente que crezcan otros cultivos “más nobles”. Estas especies secan los cauces de agua y dañan profundamente a nuestro ecosistema. 

Por decirlo de otra forma, los pulmones de la tierra “dependen” de las grandes industrias. Industria a la cual le importa muy poco jugarse el futuro de todos y de las futuras generaciones. 

Diferencia entre bosque nativo y monocultivo:

Un bosque nativo, si se maneja adecuadamente, persiste en el lugar entregando los bienes y servicios ecosistémicos ya señalados, mientras que un monocultivo forestal comercial tiene como objetivo ser cosechado. 

Un estudio realizado por la FAO en el 2017 reveló que la deforestación había casi desaparecido en américa latina. Sin embargo, no nos podemos confiar de ese estudio, pues la FAO considera como bosques a las plantaciones de árboles y palma africana. 

Entre los impactos del monocultivo de árboles se incluyen la pérdida de biodiversidad, la alteración del ciclo hidrológico, la disminución de la producción de alimentos, la degradación de los suelos, la pérdida de culturas indígenas y tradicionales, los conflictos con empresas forestales, la disminución de las fuentes de empleo, la expulsión de la población rural y el deterioro del paisaje en zonas turísticas.

Los árboles de los bosques tienen una larga vida. Su sistema de raíces es extensivo e interactúa con numerosas especies en el ecosistema del suelo, que son cruciales para reciclar, almacenar y mantener sus nutrientes. En cambio, los monocultivos de árboles, constituyen una amenaza a los ecosistemas forestales naturales biodiversos.

Es una pena que no exista conciencia en cuanto al tema, pues parece que estas grandes industrias cuentan con el respaldo de organizaciones como la FAO. En la actualidad, solo un pequeño porcentaje de bosques forman parte de áreas protegidas, cuando eso debería ser lo primordial. 

A las grandes industrias y organizaciones pareciera que poco o nada les importa nuestro ecosistema y con ello nuestras vidas. Si no se hace nada, se podría decir que nuestro futuro es incierto.

Uno de los enfoques de cultivar palma africana, que es uno de los monocultivos más dañinos en el planeta, es el abaratamiento del aceite que se utiliza en gran parte de productos para la belleza y también alimenticios.

Qué hábitos de consumo modificar:

Una forma de frenar toda esta generación de productos contaminantes y deforestación es cambiar nuestro consumo. Te compartimos algunos hábitos que podemos modificar:

  • Lee las etiquetas de los productos que consumes sí dice aceite vegetal probablemente sea aceite de palma.
  • Aunque sea un aceite vegetal no siempre es comestible.
  • Los aceites vegetales (grasas saturadas)  no comestibles dañan tu salud por lo tanto es mejor no consumirlos.
  • Prefiere productos generados orgánicamente o con aceites de oliva, ajonjolí, maní, canola por ejemplo
  • Evita comprar comida como galletas, barritas, frituras pues en su mayoría contienen aceite de palma y además muchos conservantes químicos dañinos a la salud.
  • Muchos animales han perdido el 100% de su hábitat natural, está en nuestras manos decidir no consumir productos que siguen devastando bosques naturales y dañando gravemente el planeta en el que todos vivimos.

Si deseas más información sobre este y otros temas ambientales, puedes participar en nuestras capacitaciones de Educando Verde y que mantienen toda nuestra filosofía de preservar el planeta. Puedes tener más información en nuestras redes sociales o al correo [email protected]  

Share Button