05/12/2017 – La contaminación en general es un tema que afecta todos los ecosistemas y la contaminación plástica en específico, es uno que afecta sobremanera los mares. Ayer en New Brunswick, Canadá, después de que un grupo de pescadores capturara al crustáceo, que tenía en una de sus pinzas una marca azul y roja que no pasó inadvertida a una de las tripulantes del barco, Karissa Lindstrand, quien inmediatamente reconoció el logotivo de la popular bebida carbonatada.

[bsa_pro_ad_space id=10]

El logo no parece pegado sobre las pinzas, sino más bien tatuado, por lo que debió originarse en un momento temprano de la vida del animal. Por eso, algunos creen que podría haber crecido en una lata situada sobre el fondo del océano, mientras que otros consideran que fue una caja la que lo dejó impreso.

Por el contrario, la propia pescadora que descubrió a la langosta ha asegurado que la imagen estaba pixelada, por lo que no podía proceder de una lata y que su tamaño no se correspondería con el de una caja. Más bien considera que podría ser una foto la que quedó pegada al animal antes de que el papel se deteriorara.



Share Button