21/01/2018 – No le podemos preguntar a una langosta si siente dolor, pero hay algunos cinetíficos que se inclinan a pensar que sí. Así que, hace sentido que las tratemos con más cuidado y no las tiremos a agua hirviendo, sólo por seguir una receta o tradición.

El gobierno suizo ciertamente piensa de esa forma.  A partir del 1 de marzo de este año, una nueva ley exigirá que se maten sin dolor a las langostas, ya sea por un shock eléctrico o con un solo golpe certero, antes de intentar cocinarlas, según reportó el diario británico The Guardian.

La evidencia sobre que las langostas y los crustáceos sienten dolor no es conclusiva. Algunos científicos indican que su sistema nervioso se asemeja a un mosquito, por lo que no sienten dolor. Sin embargo, algunos otros, como el profesor emérito de Comportamiento Animal, Robert Elwood, de la Universidad de Queen en Irlanda del Norte, no están de acuerdo.

El Profesor Elwood ha realizado experimentos con camarones y cangrejos y dice que es “muy pobable” que los crustáceos sientan dolor, de acuerdo con la Corporación Canadiense de Radiodifusión. Cuando se toca la antena de un camarón con ácido diluido, el camarón sobará el área con una superficie repetidamente. Y, cuando a un cangrejo se le da la opción de un refugio con una cierta carga eléctrica y un refugio sin ésta, escoge siempre el último.

Elwood concluye entonces que los crustáceos debieran matarse humanamente por una simple razón: tenemos la responsabilidad de “no causar sufrimiento innecesario a otros organismos”.



Share Button