31/05/2021 – Leonardo DiCaprio las ha llamado “uno de los lugares más irremplazables del planeta”. Ahora, está liderando una iniciativa que buscar volver el tiempo atrás en las Islas Galápagos.

“La vida silvestre está en declive, en todo el mundo,” dijo el actor ambientalista en un comunicado de prensa. “Hemos degradado tres cuartas partes de los lugares silvestres y empujado a más de un millón de especies casi a la extinción. Más de la mitad de los lugares aún silvestres desaparecerán en las próximas décadas si no actuamos de manera decisiva pronto.”

.

Esta decisión del famoso actor y activista, la tomó ahora en su calidad de fundador de una nueva organización ambiental global, Re:wild. La misión del grupo es proteger y restaurar la biodiversidad en la Tierra.

El primer esfuerzo ambicioso de esta nueva organización: conservar y re poblar las preciosas Galápagos y todos los archipiélagos del Océanos Pacífico Latinoamericano. La iniciativa de USD 43 millones se llevará a cabo durante varios años. Este proyecto se realizará también en alianza con el Parque Nacional Galápagos, Conservación de las Islas y varias comunidades locales.

Restaurando el mundo celebrado por Darwin:

A pesar de que los asentamientos humanos están restringidos a únicamente el 3% de las Islas Galápagos (el 97% restante es el Parque Nacional), la región ha cambiado mucho desde que el famoso naturalista inglés pasara cinco semanas en ellas en 1835. Ahora hay especies invasoras en las islas, como cabras, ratas y perros salvajes, los cuales han alterado los ecosistemas. El turismo de 150,000 personas anuales se considera insostenible. A eso hay que agregarle la pesca ilegal en las reservas marinas y la contaminación de las costas.

“El tiempo se está acabando para muchas especies, especialmente en las islas en donde sus poblaciones son vulnerables,” indica Paula A. Castaño en un comunicado. Ella es veterinaria de vida silvestre y especialista de restauración de la isla, de la agrupación Island Conservation (Conservación de la Isla, en español). “Si no tomamos acción pronto, podríamos perder a las iguanas rosadas de las Galápagos, aves ruiseñor floreana y otras especies silvestres. Ya conocemos cómo prevenir estas extinciones y restaurar ecosistemas, pues lo hemos hecho a pequeña escala. Ahora, necesitamos replicar estos éxitos a gran escala.

¿Qué harán entonces USD 43 millones para ayudar revertir y restaurar una de las maravillas biológicas del mundo? Para comenzar, se enfocarán en la Isla Floreana. Esa es un área de 173.5 kilómetros cuadrados, hogar de 54 especies amenazadas. El grupo planifica introducir de nuevo 13 especies nativas extintas, remover las amenazas invasoras y fortalecer los sistemas de conservación local. Ayudarán a reproducir en cautiverio especies locales específicas, como la iguana rosada (de las que sólo hay 300 individuos en la isla), para luego liberarlas al alcanzar el desarrollo adecuado.

Share Button