05/01/2021 – Los abejorros invierten tiempo aprendiendo la ubicación de las flores más ricas en néctar. Según un nuevo estudio, esto lo hacen para poderlas encontrar de nuevo y aprovecharlas. En contraste, las abejas hembras no son tan específicas para visitar una flor. Este nuevo estudio se publicó en el portal Current Biology.

.

Luego de tomar de una flor, los abejorros deciden si vale la pena visitarla de nuevo. Si es así, realizan lo que se conoce como vuelos de aprendizaje, para estudiar la ubicación alrededor de las flores.

“Si la flor es rica en néctar, un abejorro deseará regresar y por lo tanto, invertirá tiempo aprendiéndose su ubicación,” indicó la co-autora del estudio Natalie Hempel de Ibarra, profesora asociada de Dentro de Investigación de Comportamiento Animal de la Universidad de Exeter, Reino Unido.

“Los abejorros pueden transportar cargas más grandes y pesadas. Ellos pueden también explorar más lejos que las abejas hembras. Las abejas hembras realizan vuelos más cortos, por lo que probablemente por eso aceptan todo tipo de flor”, indica los investigadores del estudio.

Share Button