17/03/2014 – Un equipo de científicos ha creado cinco nuevas sustancias experimentales a base de una pequeña proteína que se encuentra en el veneno de los caracoles marinos y que podrían llevar al desarrollo de medicamentos cien veces más potentes que la morfina.

“Este es un importante paso que podría servir de base al desarrollo de nuevos medicamentos para aliviar las formas severas de dolores crónicos difíciles de tratar”, como los provocados por la diabetes, esclerosis múltiple y otras que afectan a las terminaciones nerviosas, según explicó David Craik, investigador de la Universidad de Queensland, en Australia, y director del proyecto.

Mientras que el dolor agudo se produce cuando el sistema nervioso es estimulado por una herida o lesión y disminuye naturalmente con el tiempo, el dolor neuropático crónico, sin embargo, se activa cuando el propio sistema nervioso está dañado.

Fuente: El Periódico.

Share Button