01/07/2015 – Han habido noticias trágicas, como por ejemplo la de la orca que mató a su entrenadora, la del niño atacado por un puma, lo que horas después causó la muerte del menor, y cómo un toro -criado como mascota- mató a su dueño. Lo que nos lleva a la pregunta: ¿Por qué el ataque de estos animales?

toro-de-400-kilos-lo-ataca-y-m-JPG_654x469

Debemos entender que los animales salvajes son precisamente eso: salvajes. No es que sean malas especies sino que su naturaleza es otra. Por más que intentemos humanizarlos ellos tienen otro “chip” que no es el de vivir como mascotas. El ser humano desde siempre ha buscado divertirse usando y retando a diversos animales salvajes. Solo recordemos cómo es que en la época de los romanos ellos disfrutaban de las peleas entre los llamados ‘gladiadores’ con criaturas feroces, como por ejemplo sucedía con los leones. Estos animales viajaban encadenados durante horas, sin alimento, para ser soltados en un circo y pelear con seres humanos. Se respiraba sangre y aún así todo este cruel espectáculo era festejado por el pueblo.

elefantes-circoEso evidentemente ya no se realiza, pero en su lugar actualmente tenemos muchos circos donde vemos a diversas especies animales haciendo piruetas para entretener al público. Elefantes arrodillándose, leones dándose vueltas, focas aplaudiendo y un sinfín de ejemplos. En muchos países desarrollados el uso de animales para este tipo de espectáculos está prohibido y por fortuna en Ciudad de Guatemala también. Seguro será pronto que esta normativa se extienda al resto del país.

Y es que no es justo que forcemos a un animal a hacer lo que la naturaleza no lo forzó a realizar. Lo que pasó con la orca fue una reacción de este cetáceo ante una situación de estrés por el mismo hecho de vivir en un espacio reducido que no es el suyo natural. El pequeño que estuvo descuidadamente cerca de un puma en un albergue se expuso a una mordida que finalmente acabó con su vida. Y cuántos accidentes de este tipo existen por culpa de personas que se acercan tanto a un animal que se ven expuestos a una reacción como esta. El toro no es una mascota, entonces por más que su dueño lo haya tratado con cariño y cuidado, para el animal éste no era su “amo”.

Un animal que vive en un espacio que no es su hábitat natural significa vivir bajo estrés. Entonces tener en casa a un animal salvaje no es broma. En algún momento pasará la factura, que puede ser a través de una mordida, un arañazo, una patada u otra reaccion que puede llegar a ser mortal.

eumeces

Mantener un animal silvestre como mascota también puede ser peligroso para la salud de las personas. Por ejemplo, los loros, pericos y guacamayas son portadores de un organismo llamado Clamydias, que puede producir psitacosis, enfermedad caracterizada por graves trastornos respiratorios. Las tortugas de agua dulce utilizadas como mascotas, albergan ciertas bacterias, como la Salmonella sp, que producen graves problemas gastrointestinales.

Así que usando un sano y razonable criterio, mejor adoptar un perro o gato que son excelente compañía.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.

Share Button