03/01/2022 – A pesar del potencial de múltiples actividades sociales, los ambientes urbanos que incluyen aglomeración a menudo conllevan el fenómeno oculto (y peligroso) de un mayor sentimiento de soledad. De acuerdo con el Dr. Vivek Murthy, antiguo Cirujano General de los Estados Unidos durante la administración del Presidente Obama, la “epidemia de soledad” global es una consecuencia de la vida urbana que no se toma en cuenta. La soledad conlleva riesgos de reducción en la esperanza de vida.

.

“Observa cuidadosamente y encontrarás que la soledad está asociada a un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, ansiedad y demencia”, dijo al diario Washington Post en 2017. “Si se evalúa en los lugares de trabajo, también influye en una disminución de desempeño en las tareas. La soledad también limita la creatividad e impide otros aspectos, como la toma de decisiones.”

Existen formas de evitar la soledad, como rediseñar arquitectura urbana para fomentar las interacciones sociales o hacer más fácil que las personas tengan mascotas. Pero un nuevo estudio recomienda también, agregar naturaleza al conjunto.

El estudio:

Los resultados del estudio se publicaron en el portal Scientific Reports (Reportes Científicos, en español). Estos analizaron las evaluaciones proporcionadas a más de 750 residentes británicos. Ellos fueron voluntarios para usar una aplicación para el teléfono celular diseñada para el estudio, durante dos semanas. A los participantes se les hacían preguntas aleatorias tres veces al día, usando una técnica conocida como “evaluación ecológica momentánea”. Además de preguntas sobre inclusión social y aglomeración, los voluntarios respondían sobre su entorno. Entre estas preguntas, estaban “¿Puede ver árboles ahorita?” “¿Puede ver plantas ahorita?” “¿Puede ver o escuchar aves ahora?” y “¿Puede ver agua ahora?” Los “sentimientos de soledad” se categorizaron en una escala de cinco puntos.

De acuerdo a más de 16,600 evaluaciones recibidas, los ambientes con aglomeración de personas incrementaban los sentimientos de soledad en un 38%, sin importar la edad, sexo, etnia, nivel de educación u ocupación. Cuando las personas podían interactuar con espacios verdes, escuchar aves o ver el cielo, sin embargo, su sentimiento de soledad disminuía en un 28%. La inclusión social, que la definía el equipo como el sentimiento de ser bienvenido por un grupo de personas, también disminuía el sentimiento de soledad en un 21%.

“Si la soledad disminuye con el contacto con la naturaleza, mejorar el acceso a espacios verdes y azules de alta calidad (como parques y ríos) en áreas urbanas densas, contribuirá a disminuir el sentimiento de soledad en las personas”, escribe el equipo.

Otra razón más para tener verde cerca de casa:

Aunque a menudo se considera que las áreas verdes en las ciudades son clave para la sostenibilidad y contrarrestar el cambio climático, ahora está claro que también son críticas para mejorar el bienestar de sus ciudadanos.

Share Button