14/01/2018 – Recientemente, un grupo de investigadores en Holanda analizó 35 productos de carne cruda para mascotas y en la mayoría encontró un alto porcentaje de presencia de E. Coli, casi un 80% contenían antibióticos resistentes a la E. Coli y el 23% contenían ya un tipo de E. Coli que podría provocar fallo renal en los humanos. En algunos se encontró también Salmonela.

Esta investigación demostró que es muy probable que la marca de carne cruda para mascotas que se comercializa es peligrosa. “Sabemos que hay riesgos asociados con estas dietas a base de carne cruda comercial desde el principio del año 2000”, comentó el Profesor Daniel Chen a The Guardian, “pero esta es la primera investigación en Europa que ha incluido la revisión de marcas comercialmente disponibles para los dueños de mascotas.”

Dado que nadie quiere que su mascota se enferme, por qué existe esta tendencia de “probar” productos de carne cruda para mascotas, sean perros o gatos. Muchas personas y veterinarios piensan que es beneficioso promover este tipo de alimentación porque es regresar a los hábitos naturales de los animales.  Muchos creen que una bolsa de concentrado típica es dañina porque incluye muchos ingrediente no deseados, como preservantes, saborizantes, grasas no aptas para humanos y sí utilizadas para alimentos de mascotas.  Otros, aseguran que una dieta de carne cruda será más saludable porque será digerida más fácilmente por las mascotas, en comparación con los alimentos procesados.

Si bien no existe una dieta y alimentación 100% perfecta para las mascotas, los concentrados de marcas reconocidas y que son ampliamente aceptados parecen ser mejor opción que los productos nuevos de carne cruda.



Share Button