30/03/2016 – En ocasiones tenemos el inconveniente de tener a un perro que no sabe donde hacer sus necesidades, ya sea por ser el primer perro de tu vida y no tienes experiencia, por adoptar a un perro joven o adulto o por tener a un cachorro nuevo en casa.





Lo primero que debemos saber es que la paciencia es nuestra primera herramienta. En cualquiera de los casos antes mencionados debemos recordar que al igual que a nuestros hijos y sobrinos debemos enseñarles las conductas permitidas dentro de casa y en este caso, es enseñarle a nuestro perro dónde es el área permitida que utilizará como sanitario.

Debemos saber que los olores contribuyen grandemente a mantener el mal hábito de hacer pipí dentro de casa. Es decir, un cachorro nuevo entra al interior de nuestro hogar y no sabe dónde es su baño (pipí y popo), entonces hace en cualquier parte de la casa, dejando su propio olor a pipí aunque el humano no lo detecte. Eso hace que sigan haciéndolo una y otra vez en el mismo lugar o a su alrededor y por desconocimiento cometemos ciertos errores en casa.

pipí 2Cuales son las principales causas que provocan la conducta:
1. Estar encerrado y no tener acceso al patio o jardín.
2. Olores que utilizamos para desinfectar nuestro hogar y rastros de pipi dentro de la casa del mismo perro u otro perro.

Errores del dueño:
1. Usar cloro natural o de olores florales.
2. Usar desinfectantes con olores florales, frutales, lavanda, pino o bosque.
3. Utilizar la misma toalla de trapear para limpiar pipís y limpiar todo el piso de nuestro hogar.
4. No limpiar inmediatamente el pipí del piso.
5. No limpiar la alfombra a fondo para quitar todo rastro de pipi de ella.
6. Restregar el piso al limpiar el pipí.
7. Si regañamos al cachorro o le pegamos en el momento cuando hizo pipí o popó dentro de casa, el perro hará la siguiente asociación (pipí + dueño = regaño y castigo), en cambio (pipí sin estar el dueño presente = no hay regaño ni castigo). Esto quiere decir que el perro aprende a no hacer pipí frente al dueño, pero en el momento que no se encuentra el dueño hará pipí donde él quiera y no se solucionara el problema en nuestro hogar.

Todos estos productos que funcionan para nosotros los humanos dentro de nuestro hogar hacen e incentivan a nuestros cachorros a hacer pipí dentro de nuestro hogar y no eliminan el rastro de pipí, por lo que nuestros cachorros lo seguirán haciendo.





Entonces, ¿que podemos utilizar?
Afortunadamente en el mercado hay productos que sí funcionan, aunque algunos productos funcionan mejor para unos perros que en otros. En nuestra experiencia, hemos utilizado estos productos para nuestro propio hogar y en nuestras instalaciones de hospedaje e internado de adiestramiento de mascotas, siendo los productos con cítricos los más utilizados (los cítricos no son de mucho agrado para el olfato de los perros).

Dejaremos de utilizar cloro natural y vinagre para limpiar el área donde el perro ha orinado o defecado y lo reemplazamos con cloro con olor a limón que ya venden preparado. Luego, utilizamos una toalla para que absorba el pipí del perro, se coloca una cantidad de cloro con olor a limón en el área en donde hizo pipí y se deja un par de minutos, después se recoge con la toalla.

pis-en-casa

Debemos tomar en cuenta que hay que utilizar una toalla de trapeador solo para limpiar el pipí y utilizar uno diferente para la limpieza general del piso de la casa, de lo contrario estaremos regando el olor a la proteína de pipí del perro en todo el piso de la casa. Estos productos se utilizarán por un tiempo determinado hasta que el cachorro aprende a tener un lugar para hacer sus necesidades. Se debe de combinar la utilización de los productos adecuados junto con el adiestramiento para que el cachorro aprenda dónde hacer.

Sabiendo esto ya podemos iniciar con la enseñanza de nuestro perro dentro de casa y para estos existen diferentes métodos. Estos son los mas sencillos de utilizar:

kennelMétodo A:
1. Utilizando un kennel, para que el cachorro duerma por las noches y así aprenderá a controlar las ganas de hacer pipí en cualquier momento dentro de nuestro hogar.
2. Al despertar lo primero que debemos hacer es sacar al cachorro al patio o jardín y esperar hasta que haga pipí y/o popo.
3. Cada vez que el cachorro haga pipí y/o popo al sacarlo del kennel lo felicitaremos y lo premiaremos para que quiera repetir la conducta una y otra vez. Le puedes decir cosas agradables en un tono de voz agradable, acariciarlo, darle un juguete especial o una deliciosa galleta.
4. Esto lo tenemos que repetir todas las veces que sean necesarias hasta que nuestro cachorro lo comprenda.

Método B:
1. Se utiliza el kennel todo el día, este proceso tiene que tener muchas recompensas para el cachorro para que el kennel no se convierta en un lugar desagradable y que nunca más va a querer utilizar.
2. Se mantendrá al cachorro por un lapso de tiempo de dos horas dentro del kennel y se sacará 30 minutos directamente al patio o jardín para que haga pipí y/o popo. Si el cachorro no hace ninguna de sus necesidades, de igual manera se regresa al kennel y se le saca de nuevo al patio o jardín dentro de una hora, por un lapso de 15 minutos y si hace alguna de sus necesidades se le regresa al kennel por un lapso de 2 horas.
3. Cada vez que el cachorro haga pipí o popo en el área deseada cuando lo saquemos se le deberá de premiar para que quiera repetir la conducta una y otra vez. Le puedes decir cosas agradables en un tono de voz más agradable, acariciarlo, darle un juguete súper especial o una deliciosa galleta.
4. Esto lo tenemos que repetir todas las veces que sean necesarias hasta que nuestro cachorro lo comprenda.

perro haciendo pipí en el jardín

Método C:
1. Si no se tiene un kennel, se utilizar una área pequeña en la cual el perro dormirá. Por ejemplo, un área de 2 por 2 metros o más, según del tamaño del cachorro. Tiene que ser lo suficientemente grande como para que el perro tenga una cama o colcha donde dormirá (esta área donde estará la cama debe de ser cómoda, con un juguete interesante para el perro), un espacio en donde tendrá que hacer sus necesidades (esta área estará cubierta de un plástico pegado al piso y sobre el plástico abundante papel periódico, se cubrirá toda el área menos el donde esta la cama del perro).
2. Con el tiempo se reducirá poco a poco el área cubierta con el papel periódico, con el fin de que el perro haga sólo sobre el papel hasta que quede una sola hoja de papel.
3. Cuando se obtiene este resultado, se le deja al perro fuera del área confinada pero se sigue dejando el papel periódico para que el perro siga utilizándolo. El papel se correrá cada día y un metro a la vez el papel periódico hasta que llegue a la puerta del patio o jardín.
4. Al día siguiente, se coloca el papel periódico del otro lado de la puerta es decir en la parte de afuera.
5. Los días siguientes se dejará el papel en la parte de afuera de la puerta para que el perro haga pipí sobre él y se correrá por pocos cada día hasta llegar al área deseada para que el perro haga pipí.
6. Cuando se cumpla el 100% de las veces que el perro haga pipí fuera de la casa se quita el papel periódico.





Método D:
1. El susto: básicamente se trata de asustar al cachorro para que no regrese al área para hacer sus necesidades dentro de casa. La ecuación es la siguiente (pipí en casa + susto sin estar un humano presente = no hacer pipí de nuevo porque asustan). Este método funciona sólo si el perro no nos ve en el momento en el que lo asustemos y se repite la veces que sea necesaria hasta que el perro haga la asociación de pipí dentro de casa = a susto. Podemos utilizar una bote plástico que haga mucho ruido al ser tirado, una lata con monedas o frijoles, una corneta, etc.
Nota: si se arroja algo para asustar al perro, se arroja cerca de él no sobre él, el objetivo es asustarlo no lastimarlo.

cachorro-hace-pipí-en-su-lugarSugerencia:
Si nuestro cachorro ya esta haciendo pipí dentro de nuestro hogar y frente a nosotros, lo mejor es llamarle la atención al cachorro y sacarlo inmediatamente al patio o jardín y se le deja afuera por un tiempo no mayor de 5 minutos. No más de ese tiempo, ya que después de ese tiempo se ocupará en otras cosas y no habrá aprendizaje. Esto lo tenemos que repetir todas las veces que sean necesarias hasta que nuestro cachorro lo comprenda.

Todos y cualquiera de estos métodos requieren de tiempo y paciencia por parte de los dueños del perro. Recordemos que no todos los perros aprenden con la misma rapidez, ya sea por su raza, su temperamento, si es macho por causas fisiológicas (es decir cuando llegan a ser jóvenes adultos y maduran físicamente y tiene una explosión de testosterona e inicia con el marcaje dentro de casa). El adiestramiento termina cuando el dueño se rinde.

adiestramiento-canino-11
El adiestramiento debe de ser una comunicación clara y gentil entre el dueño y su mascota, de esta manera su dueño sabrá exactamente qué pedirle a su mascota y a su vez, su mascota sabrá exactamente qué le está solicitando su dueño.

Willy Escribá
Adiestrador profesional de animales
Cambio de conducta y agresividad canina
Adiestrador de perros de terapia
Centro de educación y adiestramiento animal Cool Dog

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button