17/09/2020 – Hace dos años, Microsoft sumergió un centro de datos del tamaño de un contenedor, en las costas de las Islas Orkney, en Escocia. El contenedor contenía 864 servidores, con capacidad de 27.6 petabytes de almacenamiento. Este contenedor se sumergió un poco más de 35 metros bajo la superficie.

Según John Roach de Microsoft, “..las lecciones aprendidas del Proyecto Natick ya están tomándose en cuenta para que el uso de energía de los centros de datos sea más sostenible. Por ejemplo, el equipo del Proyecto Natick escogió las Islas Orkney por su ubicación nórdica, en gran parte porque el área funciona 100% de energía eólica y solar, así como otras energías verdes experimentales del Centro de Energía Marina Europea.”

.

Pero una característica realmente importante de esto, es que la refrigeración es esencialmente libre de huella de carbono. Esta área en Escocia está rodeada de parques eólicos y estando sumergido, el centro de datos no requiere ninguna refrigeración adicional, por lo que la operación es 100% libre de huella de carbono.

El Líder del Proyecto, M. Cutler, ya está considerando escenarios que se encuentren cerca de parques eólicos, pues aún con pocas turbinas eólicas se podría obtener toda la energía necesaria para la operación.

Share Button