23/03/2021 – El agua es el recurso más importante para la vitalidad del planeta, por lo que los problemas actuales que presenta este recurso nos conciernen a todos. Se ha hablado mucho de términos relacionados con el cuidado del agua, el cómo preservarla y hacer uso de ella de una manera consiente y responsable, pero…  ¿qué desencadenó esta  importante tarea? La respuesta es simple: la contaminación.

.

El agua se considera contaminada cuando su composición  física (temperatura, color, densidad, suspensiones, radiactividad, etc.), químicas (sustancias disueltas, composición, etc.)  o biológicas (presencia de  microorganismos) han sido alteradas, por lo que no pueden cumplir con sus funciones ecológicas. El agua contaminada puede tener origen “natural”, relacionado con yacimientos minerales específicos. La contaminación en el agua también puede tener origen “antrópicos”, que están estrechamente  relacionados con la actividad humana y que en mayor medida han desencadenado diversos problemas en este recurso.

Tipos de contaminación antrópicos más comunes en el agua:

  • Vertidos urbanos (aguas domiciliarias, negras y de limpieza).
  • Vertidos de origen agrícola (fertilizantes inorgánicos, herbicidas plaguicidas diversos).
  • Vertidos de origen ganadero (principalmente materia orgánica, solidos en suspensión microorganismos).
  • Vertidos industriales (gran diversidad de contaminantes según la industria y el procesado, pueden ser encontradas grasas, cianuros, fenoles, álcalis, metales pesados o agentes biológico-infecciosos).

Métodos convencionales de tratamiento de agua:

El método convencional de las plantas de tratamiento de agua incluye tres procesos principales:

  • Pretratamiento:  ocurre un proceso de filtración en donde se remueve sólidos flotantes de gran tamaño, arena y la grasa presente.
  • Tratamiento primario: Generalmente incluye un proceso de sedimentación/decantación  en el que se añaden agentes quelantes para acelerar la sedimentación, también se neutraliza el pH del agua  y se eliminan agentes volátiles.
  • Tratamiento secundario: incluye un proceso biológico en el que microorganismos  oxidan la materia orgánica a  productos como gases, energía, biomasa celular. Con base en el grado de calidad que se requiera alcanzar. Por ejemplo, si su destino es para consumo humano, para reciclaje industrial o  para ser vertidas nuevamente al subsuelo. Según estos grados de calidad, el tratamiento de agua se diversifica y extiende incluso hasta un quinto tratamiento. En éste, algunos de los métodos y tecnologías incluyen la adición de cloro, descalcificadores, uso de filtros de carbón y agua tratada con ozono.
  • Métodos artesanales:  son más verdes. La búsqueda de alternativas sustentables y mas amigables para el tratamiento de agua resulta ser un reto a escalas superiores. Sin embargo, el principio de cada una de estas técnicas no deja de cumplir con el objetivo de una sociedad responsablemente sustentable:  Reducir el uso excesivo de agentes químicos en los tratamientos convencionales.

Algunos ejemplos de tratamientos de agua no convencionales son:

Filtración artesanal.
  • Filtración por telas y arena: Los filtros de  tela permiten descartar solidos de tamaños considerables. Se recomiendan telas de  algodón. Estas telas deben ser lo suficientemente gruesas como para retener las impurezas. Mientras que los filtros de arena  permiten una retención de partículas de hasta 20 micras.
  • Filtros  cerámicos: Este tipo de filtros posee distintas funciones desde la retención de micropartículas hasta la eliminación de agentes patógenos en algunos modelos comercializados, que contienen finas partículas coloidales de plata que actúan como desinfectante e impiden la proliferación de las bacterias.
  • Semillas de moringa : El uso de semillas de moringa ha sido estudiado como un agente floculante. En estos estudiso, la semilla es triturada  y polvificada para ser añadida al agua  y mediante distintos tiempos de agitación ésta actúa y finalmente mediante reposo ocurre la decantación de coloides presentes. (Folkard G., 1997 – The development of the Moringa oleifera and stenopetala tree to provide valuable products : coagulant for water/wastewater treatment and vegetable oil. Informe para la Comisión Europea, DG 12, proyecto de investigación n.º TS3*CT94-0309, periodo 1995-1997.)
  • Bioadsorbentes: Las técnicas artesanales incluyen el uso de BIO-adsorbentes como filtros de carbón activado caseros, piel de naranja, cáscara de plátano, los cuales fungen principalmente como agentes adsorbentes de metales pesados y eliminación de colorantes.
  • Fito depuración (humedales artificiales): Son biofiltros en donde el proceso biológico, físico y químico  que se desarrollan en el lento movimiento del agua bajo la superficie del terreno y con la ayuda de plantas acuáticas.
  • Ebullición: Después de procesos previos de decantación y filtración, el agua puede ser potable mediante el proceso de ebullición en el ocurre la eliminación de gérmenes presentes. El tiempo de ebullición debe ser de aproximadamente de 3-5 min.  

Beneficio adicional de un tratamiento artesanal:

La aplicación de estos tratamientos artesanales  a escala familiar puede ser un pequeño gran paso para la concientización del cuidado del agua. Esto podría permitir conocer el tiempo que lleva obtener un agua limpia y  de buena calidad. Además, el implementar estos tratamientos tendría un impacto en la reutilización de aguas grises domiciliarias  y de limpieza.

Si deseas más información sobre este y otros temas ambientales, puedes participar en nuestras capacitaciones de Educando Verde y que mantienen toda nuestra filosofía de preservar el planeta. Puedes tener más información en nuestras redes sociales o al correo [email protected]  

Share Button