En Tijuana, Baja California, cerca de la frontera con los Estados Unidos, una niña fue obligada por sus padres a deshacerse de su pequeña cachorrita. La menor tuvo que dejar a su mascota bajo el cuidado de Naly Ramírez, una mujer conocida en su colonia por administrar un refugio de animales. A modo de despedida, la menor dejó una carta en donde explica el motivo por el que tenía que dejar a su perrita.

La conmovedora carta dice “Hola, me llamo Jazmín y ella es Cristalita, te la tuve que dejar en tu puerta porque me dijeron que tú cuidas animales que no tienen casa y ella ya no va a tener porque mis  papás no la quieren porque no es original. Como mi papá y mamá la quieren tirar mejor te la dejo para que no pase frío y tenga comida. Yo no puedo cuidarla, Sólo tengo 7 años y no me dan mucho de recreo para su comida, cuídala mucho por favor, te dejo 8 pesos y dile que la quiero .”

Si consideras también que un perro tiene tanto derecho como uno de raza a un hogar, comparte la historia y fomenta consciencia…

Share Button