23/12/2021 – Un estudio del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Sudáfrica (NICD, por sus siglas en inglés), determinó que los sudafricanos que se están contagiando de la variante ómicron del virus de COVID-19 tienen un 80 por ciento menos de riesgo de hospitalización, en comparación con las variantes anteriores. Este es el primer estudio de este tipo para esta variante y aún no ha sido confirmado por algún estudio científico similar. El estudio en cuestión encuentra, sin embargo, que cuando los síntomas causan hospitalización en el enfermo, el riesgo de muerte es igual al de la variante delta.

.

Para este primer estudio, se usaron datos de cuatro fuentes: los datos de casos sudafricanos de infecciones de COVID-19, datos de los laboratorios privados de ese país, un laboratorio internacional y datos del genoma de las muestras clínicas enviadas al NICD.

En la publicación, los autores hacen énfasis en no sacar conclusiones generalizadas para esta variante. “Es difícil distinguir entre la contribución relativa de los altos niveles de inmunidad previa de la población y la menor virulencia intrínseca a la menor gravedad de la enfermedad observada”, escribieron.

Postura de la OMS:

La jefa de la unidad técnica de la Organización Mundial para la Salud para el COVID-19, María Van Kerhove, comunicó en rueda de prensa que si bien este estudio es importante, es todavía muy pronto para realmente asegurar que esta variante Ómicron es menos grave que la variante Delta.

Esta variante ya se detectó en 106 países del mundo, por lo que la experta arriba mencionada pide también que se tomen las medidas necesarias para contener una nueva ola. La jefa de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan, asegura que las vacunas pueden garantizar protección contra cuadros de enfermedad graves ante esta variante.

Share Button