25/05/2021 – A la fecha, el Banco Mundial y JP Morgan Chase son dos de las entidades bancarias más grandes y reconocidas, que han dejado de financiar proyectos de explotación y comercialización de carbón, por razones ambientales. La estrategia de falta de inversión económica está siendo una de las más efectivas de los ambientalistas alrededor del planeta. Recientemente, se comunicó que los países del G7 seguían el ejemplo de las entidades arriba mencionadas.

.

Esta semana los Ministros del Clima y Medio Ambiente del G7 (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Italia, Alemania y Japón) publicaron un comunicado que menciona el rol de sus respectivos gobiernos respecto a esta industria. Entre los compromisos expresados en el comunicado, hay un compromiso explícito de sus gobiernos respecto a financiar proyectos relacionados con carbón:

“..entendiendo que continuar con la inversión global en la generación de electricidad a partir de carbón no es compatible con mantener el aumento de temperatura debajo de 1.5 grados Centígrados, afirmamos que la inversión continua en carbón debe detenerse ahora. Debe realizarse un compromiso a tomar pasos concretos a terminar de manera absoluta la inversión gubernamental en proyectos de generación de electricidad a partir de carbón, para 2021,” indica parte del comunicado.

Este paso del G7 es importante, pues reduce la cantidad de países que aún invierten en este tipo de industria, siendo China y Australia algunos de ellos. “La industria del carbón está también bajo la presión de la Agencia Internacional de Energía, al publicar que no serán necesarias minas de carbón adicionales, si el mundo desea alcanzar las cero emisiones de carbono netas para 2050”, reportó el diario financiero Financial Times.

Share Button