06/07/2016 – El ruido de las llaves del carro o el simple sonido de la palabra “carro” puede poner a algunos perros en la cima del éxtasis. Muchos comienzan a bailar y saltar hasta que se abre la puerta y corren al carro con la mayor euforia.

Pareciera que no hay mucha investigación al respecto de por qué tantos perros disfrutan sobremanera los paseos en automóvil, pero muchos propietarios de perros seguro han observado esto de primera mano. Los expertos suponían que tiene que ver con la persona que los acompaña o la cantidad de olores que perciben en el paseo.

Stanley Coren, profesor de psicología y comportamiento canino de la Universidad de British Columbia, indica que los perros tienen 225 millones de receptáculos olfativos en sus narices, comparados con a penas 50 millones en los humanos.

perro trocka

“Si abres la ventana”, dice Coren al Globe and Mail, “un perro recibe todo un kaleidoscopio del mundo a través de su nariz, pues los olores están cambiando todo el tiempo. Nosotros [los humanos] son animales más visuales. Un perro vive a través de su nariz.”

Imagina los olores que tu perro está percibiendo mientras transitas por tu vecindario, pasas calles, parques y restaurantes, escuelas y negocios y cualquier lugar en donde cualquier otro perro haya estado.

“No podría decir que están como drogados, por así decirlo” dice la Dra. Melissa Bain a Car and Driver, veterinaria de la Universidad de California, Davis, “pero están recibiendo muchísima información, a una alta velocidad”.

 

Share Button