27/01/2016 – Hace algunas semanas, April Hamlin de Elkmont, Alabama, dejó que su perrita saliera al baño. Pero lo que hizo Ludivine, la perrita de dos años de Hamlin, aún tiene asombrado al mundo del deporte.

Ludivine -o Lu, como todos le dicen- sí salió a hacer sus necesidades, pero también llegó hasta la salida de la Media Maratón de Elkmont, una carrera de caridad que beneficia los programas de carrera corta y campo traviesa de la escuela secundaria de Elkmont.

Sin correa o humano alguno que le animara, Lu se unió a la estampida de salida de la carrera y corrió los 21 kilómetros de la carrera, deteniéndose para perseguir algunos conejos, nadar en una poza, masticar a un animal que había sido atropellado, olerle el trasero a algunas vacas e incluso, obvio, hacer sus necesidades. Aún con todas las interrupciones, Lu terminó la carrera en una hora, 32 minuto y 56 segundos, ganándose el séptimo lugar. “Lo mejor de las historia es que ¡su dueña ni si quiera corre!” dijo a CNN la directora de la carrera, Gretta Armstrong.

Lu2En la linea de la meta, Lu recibió una medalla, la cual portó orgullosamente. Su dueña no se enteró que Lu estaba corriendo hasta que recibió la llamada de una amiga sobre el nuevo nivel de celebridad de Lu. “Mi primera reacción fue preocuparme, pensé que se había puesto en el camino de corredores que se habían entrenado para el evento,” escribió en un correo a el “Today Show”. En su pequeña comunidad, Hamlin es amiga de muchos de los corredores y voluntarios que participaron en la carrera y tenía pena que se hubieran molestado con ella.

Pero los directores de la carrera, al igual que el resto de la comunidad, están aún celebrando el desempeño de la carrera. Los organizadores incluso ya decidieron cambiarle el nombre de la carrera del próximo año al de Media Hound Dog Elkmont, en honor a esta participante.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button