04/10/2016 – Antes, la mejor solución para la corrección de los niños, se creía era, sin lugar a dudas, una buenas nalgadas. Poco a poco, esto ha dado paso a los castigos, la mayoría, muy poco creativos (largos períodos en el cuarto o sin salir de la casa). Pero algunos colegios en los Estados Unidos, muy inteligentemente, se han olvidado por completo de los castigos por completo. En lugar de ellos, están poniendo a prueba la meditación.




Antes de juzgar a los niños de hoy y lo fácil que se exasperan, tomen en cuenta los horarios que se manejan (¿no han visto los buses escolares dando vueltas desde las 5:30 am?) y la sobrecarga de tareas… ¿a qué hora descansan, juegan, se divierten..?

Además, la meditación funciona.

meditacion-adolescente

La Escuela Robert W. Coleman en Baltimore no ha emitido una sola suspensión en dos años, el mismo tiempo que han estado implementando el programa de la Fundación Holística para la Vida. El plan incluye meditación diaria, conversaciones con profesionales y una habitación para Momentos Conscientes, a donde los estudiantes pueden ir cuando sientan que lo necesitan – o pueden ser enviados también por un maestro.

¿Cómo funciona? El estudiante se inscribe en la habitación para Momentos Conscientes y se reúne con un Instructor del programa. Algunos instructores pueden estar familiarizados con el estudiante y sus problemas, y el estudiante tiene la opción de escoger con qué instructor compartir. La organización ha encontrado que una plática concisa de 5 minutos, seguida de una práctica consciente de 15 minutos es suficiente usualmente para la mayoría de los niños, para calmarlos y hacerlos sentir bien antes de regresar a la clase.

Según la página en internet de este programa “La práctica de la meditación se escoge en base a las necesidades del estudiante al momento de la referencia o por decisión del mismo estudiante. La mayoría de estudiantes practican una serie de ejercicios de respiración, pero algunos otros practican yoga”.

yoga-infantil

En una de las escuelas secundarias en donde se ha implementado el programa, pusieron a maestros con estudiantes especialmente difíciles a meditar durante 60 a 90 minutos. El resultado fue tan bueno, que esta escuela pidió que todos los maestros tuvieran la opción de realizar esta práctica. “La meditación le dio a los maestros las herramientas y habilidades necesarias para resolver los conflictos de forma pacífica, mejorar su concentración, mantener por más tiempo el control del aula y redujo considerablemente su estrés”, detalla la página de internet de Holistic Life.

¿Qué tal esta práctica en las escuelas y colegios de Guatemala? Valdría la pena probar…

Rodrigo Espinosa
GuateSostenible

Entérate de más formas de cuidar tu salud haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button