27/02/2017 – Cobra, águila, perro viendo abajo, etc… hay muchos nombres de posturas de yoga inspiradas en animales, ¿pero por qué?




Aunque no hay una sola respuesta, hay muchas teorías que circulan sobre por qué los yoguis antiguos consideraban que imitar animales podía ser una experiencia iluminadora para el cuerpo y la mente. La postura representa un aspecto familiar del animal y se convierte tanto en un ejercicio físico como psicológico de dicho aspecto.

El blog sobre yoga, Gaia, afirma que las posturas que llevan nombres de animales nos recuerdan que estamos conectados con toda la creación. No hay un ser “menor” o “mejor” que el humano, sino que todos coexistimos como pasado, presente y futuro, al mismo tiempo. Los gatos, por ejemplo, son expertos en relajarse. Al despertar del sueño, instintivamente se estiran, se arquean en ambas direcciones y luego se estiran de nuevo, antes de comenzar a moverse. A través de reproducir y recrear los movimientos y estructura de los animales y naturaleza, podemos comenzar a absorber la sabiduría de sus enseñanzas.

Para inspirarse, AQUÍ les dejamos 20 posturas para practicar y disfrutar. 😉 😀

Entérate de más formas de cuidar tu salud y el planeta haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button