01/12/2015 – Los amantes de los gatos habrán descubierto ya que hace algunas semanas que un ingrediente muy popular en las ensaladas se ha estado utilizando para asustar a los felinos. Varios videos de personas asustando a sus gatos se han viralizado, promoviendo que muchos dueños de felinos intenten reproducir este susto en sus mascotas.

Los videos muestran usualmente un gato comiendo de su plato, mientras se coloca un pepino detrás. Al notar el vegetal, el animal a menudo se asusta y salta por los aires – una reacción que muchos encuentran divertida.

Sin embargo, aunque los gatos en estos videos no parecen ser lastimados, los expertos en animales advierten que lo mejor es evitar intentar asustar a tus mascotas.

“Aunque reconocemos el humor que resulta al observar la dramática respuesta de los gatos, inducir miedo a propósito en un ser inocente es totalmente inapropiado y poco generoso – un acto que puede considerarse cruel, si se hace repetidamente,” dice el Dr. Frank McMillian, director de estudios de bienestar animal de la Sociedad Amigos de los Animales. “Sus mascotas confían en su humano para estar a salvo. Asustarlos intencionalmente viola esta confianza.”

McMillian dice que asustar a un gato con algo supuestamente ‘inofensivo’ como un pepino, puede provocarle heridas serias si debido a su acto reflejo, el gato cae sobre algo cortante o un mueble que pueda lastimarlo.”

Además del riesgo de herida física, asustar a tu gato de esta forma puede tener un efecto psicológico significativo en el animal.

“Si se repite este incidente, hay una gran probabilidad que el gato desarrolle miedo a todo lo que rodea el área en donde ocurre esto”, dice McMillian. “Por ejemplo, podría significar que tu gato desarrolle miedo incluso a su propio plato de comida.”

Colocar un objeto nuevo -y por lo tanto, potencialmente amenazador- cerca del plato de comida de un gato, es especialmente estresante en felinos porque ellos asocian su área de alimentos con seguridad, tranquilidad y experiencias positivas.

gato en areneroAdemás, los gatos que sufren de estos sustos con frecuencia pueden desarrollar estrés prolongado y convertirse en animales tan miedosos, que pueden llegar estar constantemente en un estado de ansiedad. Estos puede causar problemas en el comportamiento, como hacer sus necesidades fuera del arenero y ser animales destructores e incluso, agresivos.

Así es que, si estás pensando jugarle una broma a tu gato o si ya le jugaste alguna, lo mejor será reconsiderarlo y dejar de hacerlo.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button