10/01/2021 – Las heces y la orina de los gatos es distinta que las de los perros. Si no se desecha de forma correcta, puede ser peligrosa para la salud y el medio ambiente. Ser un dueño responsable de gatos no es fácil, pero es importante estar informado para tomar las mejores decisiones.

.

La mayoría de las arenas para gato contiene bentonita de sodio (barro) y/o fragancias adicionales. Ambos pueden ser peligrosos para el medio ambiente y para los seres vivientes que la ingieran, pues contienen químicos adicionales para que la arena cumpla su función. Muchas marcas de arena de gato incluyen también polvo de sílice, lo cual puede ser peligroso para humanos y animales en general.

El tema del Toxoplasma Gondii:

Las heces de los gatos contiene el parásito Toxoplasma Gondii, el cual puede causar la enfermedad toxoplasmosis en los humanos. Todo humano saludable cuenta con un sistema inmune lo suficientemente fortalecido para combatir una infección de este tipo. Pero recordemos que mucha de la tubería de desagües en Guatemala llegan a ríos y lagos, a donde muchos guatemaltecos llegan a lavar ropa, bañarse y/o incluso beber agua. No habría cómo asegurar que los guatemaltecos que ingieran agua contaminada con heces de gato tengan un buen sistema inmune.

.

Además, este parásito está también vinculado con la muerte de nutrias marinas, algunas ballenas beluga y algunas especies de focas. Desechar las heces de nuestros gatos por el inodoro podría causar mucho más daño de lo imaginado.

También podría afectar las tuberías:

Por si fuera poco, además del daño potencial a la vida humana y de animales, las heces de gatos también podrían afectar el funcionamiento de tus tuberías. Desde que desechar las heces y orina de gato por el inodoro conlleva desechar arena también, se debe tomar en cuenta que todo el conjunto podría tapar tus tuberías. Las heces y la orina tienden a formar una masa para la cual las tuberías de los desagües no están diseñadas, pues como a diferencia de la humana, la de los gatos incluye arena, esto la hace más difícil de disolver en agua. Aún cuando encuentres arena para gato que se publicite como “para el inodoro”, puede que no sea segura para tus fosas sépticas. Los sistemas sépticos tampoco está diseñados para tratar desechos de gato, por todos los agregados que lleva la arena y es altamente probable, se tapen.

Así que, el daño ambiental, a la salud y a tus tuberías, no lo valen. Será mejor continuar desechándolas en bolsas biodegradables, al recolector de basura. Si cuentas con suficiente jardín, lo mejor sería dejar que tus gatos lo abonen de forma constante y natural.

Share Button