30/11/2021 – La empresa francesa EasyMile diseñó y fabricó un pequeño autobús compacto, que se alimenta de energía eléctrica renovable (debe cargarse conectándose a la red eléctrica, no funciona con diesel o gasolina). No es la primera empresa que diseña o fabrica un vehículo ecológico, pero sí la primera que logra que el mismo funcione sin conductor. Además, de ser el primero en ser autorizado a usarse en la vía pública por el mismo gobierno francés.

.

La aprobación mencionada la otorgó el Ministerio de Transportes y el Ministerio de Transición Ecológica de Francia, con el asesoramiento del Ministro del Interior y las autoridades locales. Este vehículo ecológico estará en experimentación en Toulouse, al servicio público en el campus médico Oncopole de la ciudad del sur, en colaboración con Alstom.

El vehículo se conduce a sí mismo sin conductor y percibe movimientos a su alrededor a través de sensores digitales. Este diseño de EasyMile puede alcanzar una velocidad máximo de 25 Km/h, se carga en su totalidad en 8 a 10 horas y esta carga le brinda hasta 50 horas de movimiento autónomo.

Share Button