29/01/2017 – El masaje Thai es conocido como un yoga pasivo. Se desarrolló en Tailandia y tiene fuertes influencias de las tradiciones de la India, su país vecino, utilizando básicamente técnicas de estiramiento pasivo, combinadas con técnicas de presión sobre los músculos a tratar. Esta técnica conocida también como masaje Yoga-Thai es muy efectiva en la apertura gradual del cuerpo, incrementando la movilidad y la flexibilidad y disminuyendo la tensión corporal. De esta forma incrementan la buena circulación y energía hacia los tejidos corporales. Puede contribuir también con el mejoramiento de la postura, así como para brindar un bienestar general a la persona que recibe esta técnica.




Con la práctica de este tipo de masaje o yoga pasivo, se genera una mejoría de los sistemas nervioso, respiratorio, circulatorio, digestivo e inmunológico; disminuye el estrés, relaja zonas de tensión en todo el cuerpo, eleva el nivel de energía, aumenta la autoestima, ayuda a la digestión, combate el insomnio, incrementa la flexibilidad, libera bloqueos físicos y energéticos.

El masaje tailandés tradicional, conocido en inglés como Thai-Yoga Massage, es una antigua técnica de arte curativo. Sus raíces están en la India, de donde doctores de la medicina Ayurvédica (medicina originaria de la India) y los monjes budistas la llevaron a Tailandia hace más de 2000 años. Esta técnica combina principalmente estiramientos pasivos con la aplicación de presión por parte del terapeuta utilizando sus manos, codos y en ocasiones sus rodillas, para realizar un tratamiento más efectivo. El masaje tailandés es una terapia única y de grandes potenciales en el campo del masaje.

Un poco de historia

Los orígenes se pueden remontar a más de 2.500 años a la medicina Ayurvédica de la India y la expansión del budismo en Asia. El padre fundador del masaje tailandés, Jivaka Kumarbhaccha, era un practicante avanzado del yoga y médico en la tradición curativa antigua del Ayurveda (que es una ciencia que reconstruye la vida armoniosa). De todas las personas distinguidas que Jivaka atendió, el más reconocido fue el Buda mismo. De esta forma este masaje antiguo se expandió hacia Tailandia con el paso del budismo a través del continente asiático. El masaje tradicional tailandés se desarrolló por milenios dentro del ambiente de templos budistas. Prosperó como una manera en la cual las personas que tenían una práctica espiritual compartieran las ventajas de la meditación y de la compasión en una forma física.

¿Quién puede aprender Masaje Tailandés?

Estas técnicas son convenientes para los profesionales de salud como los doctores, las enfermeras, los masajistas e idealmente los fisioterapeutas para ampliar sus habilidades. También para cualquier persona interesadas en aprender técnicas curativas para utilizar con la familia y los amigos. También los practicantes y profesores de yoga encontrarán en esta técnica, una herramienta muy valiosa para el complemento de su trabajo.

Esta técnica fue desarrollada y conservada en Tailandia principalmente por monjes budistas en los templos, por lo que tiene un componente espiritual basado en los principios budistas de la compasión (metta).

Stephanie Bianchi.
Fátima Abril.

Instructoras certificadas de Yoga, AcroYoga International y Masaje Tailandés por Sunshine Network

En Guatemala se llevará a cabo un interesante taller de Masaje Tailandés en Om Yoga, haga CLICK AQUÍ para más información.

Entérate de más formas de cuidar tu salud haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button