16/05/2021 – Muchas de las personas piensan que uno de los procesos que realizamos son el reciclaje, pero realmente este proceso industrial es realizado por grandes industrias que se dedican específicamente a convertir productos en materia prima. Pero, para hablar de reciclaje, debemos adentrarnos un poco más a este tema, que a lo largo de los años, se ha ido actualizando.

.

Comencemos hablando un poco sobre la clasificación de los productos. ¿Sabes cómo realmente se deben de clasificar y llevarlos al centro de acopio? Muchas veces es complejo el querer llevar los productos a los puntos de reciclaje. Pero aquí te enseñaremos una forma muy efectiva de organizarlos y llevarlos ¿Comenzamos?

Materiales a reciclar:

  • Papel y cartón: Aquí podemos incluir las hojas de cuaderno, libros, apuntes, impresiones, cartón, etc. Lo que no debe de ir es el papel carbón, celofán, hojas con grapas o espirales, cualquier tipo de papel plastificado y las envolturas que tienen grasa (si, aquí no puedes colocar tus cajas de pizza ni tus bolsas con grasa).
  • Vidrio: Cualquier bote de mermelada y botella pueden ser colocadas en este apartado, pero ¡ojo!, no pueden entregarse estos productos quebrados, lo más probable es que no te lo acepten. Otros productos que no se reciben en los centros de acopio son ventanas, espejos y vajillas.
  • Aluminio: Todas las latas de jugos y gaseosas pueden llevarse al centro de reciclaje, este un producto que es muy bien recibido en estos lugares.
  • Plástico: Este se divide en muchos tipos. Pero hablaremos de tres que son aceptados en los centros de reciclaje. Plástico “1”, más conocido como PET por sus siglas en inglés (Tereftalato de polietileno). Este es el que conocemos mucho más ya que en este se encuentras las botellas de agua pura, refrescos y jugos. Plástico “2” conocido como “HDPE” o Polietileno de alta densidad, en este grupo se encuentran la mayoría de los productos de higiene (botellas de champú, cloro, etc.), estos tienen un empaque un poco más resistente que el PET. Plástico “5” PP o Polipropileno, este plástico es uno de los más duro, en este se encuentran todos los recipientes de comida (como donde llevas tu almuerzo), además de los garrafones de agua y tapas de botella.

¡Recuerda! Cuando lleves todos estos productos al centro de reciclaje, debes de llevarlos limpios, sin etiquetas y completamente secos. Esto para que sea mucho más fácil el proceso de reciclaje en las fábricas.

Ahora que ya conocemos un poco más de la clasificación, centrémonos en las 3Rs de la sostenibilidad. ¿Sabes qué son? Este término fue propuesto por Greenpeace, como “reducir, reusar y reciclar”.

Reducir:

Comencemos por reducir. Creemos que esta es la R más importante de todas, y te diré por qué. Reducir significa no comprar cosas que realmente no son necesarias. Creemos que esta es únicamente rechazar bolsas plásticas y productos de un solo uso, entonces ¿esto está mal? ¡Para nada! Nos parece increíble que rechaces todos estos productos que no necesitas, pero, también aquí se deben de agregar todos los productos, y pensar si realmente es necesaria la compra que realizaré. Esto lo decimos sobre todo por la sociedad en la que vivimos, vamos a un ritmo muy acelerado y siempre recibimos constantes mensajes publicitarios con nuevas tecnologías o productos innovadores que necesitamos tener en nuestra vida. La próxima vez cuestiónate ¿realmente lo necesito?

Reusar:

La segunda R es la de reusar, en esta generalmente se encuentran las manualidades, tales como macetas, collares, floreros, etc. Esta es una buena opción para reutilizar productos que ya no te son útiles, pero seamos sinceros ¿guardarás el florero de plástico por mucho tiempo? La respuesta más constante es que no, por lo cual, nuestra propuesta de reusar va en el concepto de “utilizar lo que ya tengo en casa”. Por ejemplo, si tengo un pachón, puedo utilizarlo muchísimas veces, en vez de estar comprando botellas de agua, aquí estamos practicando dos Rs, reducir y reusar. Otro ejemplo podría ser comprar ropa de segunda mano, con esto, estamos reusando un producto que ya existe y darle una vida más amplia.

.

Reciclaje:

Y por último pero no menos importante, se encuentra la R de reciclar, o más bien deberíamos decir de “clasificar”. Así como lo ves, realmente nosotros no realizamos el reciclaje, este, se realiza en las grandes fábricas con procesos industrializados y especializados para convertir cada uno de los productos en materia prima, y que esta pueda ser utilizada nuevamente. Nosotros lo que hacemos es clasificar nuestros residuos y transportarlos al centro de acopio Entonces ¿lo que hago no es importante? ¡Es sumamente importante! Al realizar esta clasificación facilitas el trabajo de recolectores, acopiadores y empresas para que el proceso sea más eficiente y sencillo de realizar.

¡Anímate a practicar las 3Rs de la sostenibilidad! Recuerda que siempre deben de practicarse en el orden de 1.reducir, 2.reusar y 3.reciclar. 

Share Button