09/07/2015 – Un error muy frecuente entre los que estamos interesados en seguir una estilo de vida saludablees saltarnos la refacción. El error viene de que tenemos la falsa creencia de que la refacción no es necesaria y nos hará engordar. Nada más lejos de la realidad.

Lo aconsejable es hacer cinco comidas diarias, esto es, las tres principales (desayuno, almuerzo y cena), más dos tentempiés (a media mañana y a media tarde).

El hacer estos tentempiés, nos ayuda a no engordar ya que nos ayuda a controlar el hambre. Si únicamente hacemos tres comidas diarias, probablemente, a la hora de la cena, tengamos tanta hambre que asaltemos la refri, literalmente.

Para evitar esto, lo mejor es un tentempié ligero y saludable a media tarde. Si estamos aún en el trabajo, vale la pena llevar algo previsto de casa para así, evitar las chocolatinas y bollería industrial que solemos encontrar en las máquinas expendedoras.

Ahí van algunas de nuestras ideas para refaccionar saludablemente:

Refacción 1: Yogurt natural endulzado con una cucharadita de miel.

Refacción 2: Cocktel de frutas.

Refacción 3: Café con leche descremeda con 4 galletas.

Refacción 4: Té + sándwich de jamón de pavo.

Refacción 5: Zumo de naranja natural + un puñadito de nueces (no más de seis).

Refacción 6: Té + barrita de cereales baja en calorías.

Refacción 7: Batido de fresas (preparado con fresas naturales, leche descremada y stevia). Si tienes mucha hambre puedes acompañarlo de 2 galletas integrales ricas en fibra.

Estas son sólo algunas ideas que proponemos. Como siempre, lo ideal es que las adaptes a tus gustos y necesidades. La imaginación a la hora de componer un menú, es casi siempre, la mejor aliada del éxito de una dieta.

Entérate de más formas de cuidar tu salud haciendo CLICK AQUÍ.

Share Button