27/07/2018 – Un nuevo estudio publicado en el Diario de Comportamiento Veterinario – uno que únicamente se enfoca en la relación entre perros y gatos en el mismo hogar – sugiere que ellos se llevan perfectamente bien.

Para la muestra, los investigadores de la Universidad de Lincoln estudiaron 748 hogares con perros y gatos en los Estados Unidos, Europa y Australia. Más del 80 por ciento de estos humanos con mascota dijeron que estos dos animales se llevaban muy bien.

A penas un 3 por ciento dijeron que sus mascotas no se llevaban y no podían compartir en la misma habitación.

“Queríamos saber qué es lo que hace que los gatos y los perros sean amigables entre sí”, dijo a The Guardian la co-autora del estudio Sophie Hall. “Se muestra menudo a estas mascotas como los peores enemigos, pero casi nunca es el caso.”

Los gatos, sin embargo, mostraron un poco más de ansiedad cerca de los perros que los perros hacia los gatos, lo cual puede ser comprensible por la gran diferencia de tamaño entre las especies. Asimismo, según sus dueños, son los gatos los que más iniciaban cualquier conflicto. Los participantes de la encuesta sí indicaron que sus gatos eran tres veces más propensos a amenazar al perro, que su perro al gato. Y cuando llegaban a pelear, eran los gatos los que más daño ocasionaban.

Los perros, tan ajenos a las maquinaciones felinas de otros seres, siempre compartián sus juguetes con el gato. De hecho, más de una quinta parte de los perros de los hogares en la muestra le mostraban al gato una actitud de ‘¿Quieres jugar?’. Pero los gatos, según sus dueños… simplemente no mostraban ganas.

Aunque el gato tiene mucha paciencia para perseguir a sus presas, el perro tiene sus límites. Y en el caso de este video, tiene sus días también. 😀  Aunque en términos generales se lleven bien, seguro perros y gatos son como en una familia… en algún momento, se acaba la paciencia.



Share Button