29/05/2017 – Todas las ciudades del continente están sufriendo las sorpresas del cambio climático: fuertes calores durante el día, un poco de lluvia, todo combinado a veces, con noches muy frías. Así como nosotros sentimos frío, todas las otras especies con las que compartimos la ciudad, también lo sienten.




En la ciudad de Curitiba, Brasil, un grupo de trabajadores de una central de camiones se unió para crear un particular refugio para perros callejeros, simplemente tomaron llantas viejas de la ‘basura’ y las acondicionaron como camas. A estas, sólo les agregaron chamarras o colchitas que ya nadie usaba y ¡listo! Un refugio que fue aprovechado de inmediato por varios perritos de la calle:

Los empleados de la estación se ocuparon también de ponerles agua y alimento disponible, cerca de las cajas.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button