02/06/2022 – La contaminación del río Motagua es tal, que en marzo de este año publicamos en Guate Sostenible que Honduras analizaba seriamente demandar a la ciudad capital por la fuerte contaminación. Esta posible demanda se iniciaría por la contaminación ambiental y el alto daño al turismo que la misma ocasiona. Desde 2020 se han publicado y compartido múltiples imágenes de cómo la contaminación deja las playas del municipio de Omoa, departamento de Cortés, Honduras.

.

La raíz del problema:

Los múltiples vertederos no autorizados y sin licencia que existen a la orilla del río Las Vacas y del mismo río Motagua, hacen que la época lluviosa sea un diluvio de contaminación. Estas condiciones, más la administración mediocre que hace la Municipalidad de Guatemala del vertedero, ha puesto varias veces en peligro la vida de quienes tratan de ganarse la vida en el lugar.

La organización The Ocean CleanUp (La Limpieza del Océano, en español) compartió ayer un video en el cual se observa una avalancha de contaminación alcanzar una barrera:

.

Según las estimaciones de la organización, anualmente fluyen hasta 20,000 toneladas sólo de plástico a través del río Motagua. Esto equivaldría al 2% de las emisiones de plástico que se vierten a los océanos del planeta, según la organización. Otra analogía que hace la organización es que, todas las emisiones de CO2 de todos los aviones del mundo equivalen al 1.9% de las emisiones globales de CO2. Por lo tanto, detener la contaminación plástica del río Motagua podría tener un impacto igual de positivo que eliminar todos los viajes aéreos del planeta, en términos de emisiones de CO2.

El equipo de investigación de The Ocean CleanUp ha estudiado docenas de los ríos más contaminados del mundo. Sin embargo, nunca había visto los niveles de contaminación plástica que se observan en el río Motagua. La contaminación de este río puede incluso verse desde el espacio. Esta evidencia contribuye a la creencia que el río Motagua es el río mayor emisor de contaminación plástica del mundo.

Poner a prueba el Interceptor 006:

The Ocean CleanUp instaló en mayo de este año la primera barrera interceptora de contaminación en el río Las Vacas. Esta es la novena barrera de este tipo que despliegan e instalan. La barrera tiene aproximadamente 50 metros de largo, a través del valle que cruza el río, y 8 metros de alto. La malla de acero está instalada a 3 metros de altura. Esta altura podrá aumentarse conforme el equipo que trabaja en este proyecto gane más conocimiento de cómo optimizar el diseño.

Actualmente, la barrera está en etapa experimental y no es funcional aún. Como se puede observar en el primer video que compartió la organización (mostrado arriba), detuvo grandes cantidades de plástico al principio. Pero la estructura no logró detener la masiva contaminación que traía, ni la presión del río. La organización explica en su página de internet que estas primeras lluvias mostraron qué funcionó y qué no. Se evaluará si el diseño de la base, malla y altura son los ideales o si requiere algún ajuste. Asimismo, se evaluará también si se requiere una segunda barrera.

Foto portada: barrera Interceptor en etapa de prueba, The Ocean CleanUp.

Share Button