15/04/2021 – Pequeños fragmentos de tu empaque o tu botella de agua están viajando continentes enteros a través de la atmósfera, según un nuevo estudio. La mayor parte de nuestro desperdicio plástico se entierra, se incinera, se recicla, o simplemente se acumula (como en Guatemala). Sin embargo, hasta el 18% del plástico que se produce, termina en el medio ambiente. El plástico no se descompone fácilmente, sino se rompe en fragmentos cada vez más pequeños, hasta alcanzar el tamaño de micro plásticos (menos de 5 mm). Los micro plásticos son fácilmente transportados por el viento.

.

“Parecido a los ciclos biogeoquímicos, ahora existe una espiral de plástico alrededor del globo”, indica el estudio. El mismo fue liderado por investigadores de la Universidad Estatal de Utah y la Universidad de Cornell. Los resultados se publicaron en el portal Proceedings of the National Academy of Sciences (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, en español).

Esto significa que mucho del plástico que llega al mar o que se deposita sobre la tierra, se fragmenta y se esparce. Esto representa un riesgo potencial para nuestro ecosistema. “Encontramos plástico en cualquier lugar en donde buscamos. Viaja en la atmósfera y se deposita en todo el mundo. Literal,” dijo la autora de la investigación Janice Brahney, en un comunicado. “Esta plástico no es de este año. El plástico encontrado es lo que hemos dejado en los rellenos hace varias décadas.”

El equipo de investigación evaluó datos de microplástico en la atmósfera de 2017 a 2019 y encontró que cada año se depositan 22,000 toneladas de micro plásticos en los Estados Unidos.

Los micro plásticos están en todos lados:

La influencia de los microplásticos es poco estudiada, pero se sabe que influye en el suelo y en las playas, que luego es consumida por la fauna, por lo que “actúan como vectores contaminantes”, según el estudio mencionado. Aunque no existe estudios previos que compruebe su amenaza a la salud humana, los investigadores advierten que “su presencia puede tener consecuencias negativas y desconocidas, tanto en los ecosistemas, como en los humanos.”

Share Button