16/05/2015 – Después que el Ministerio de Salud entregara un primer informe técnico y luego uno segundo, explicando científicamente qué era la fórmula aplicada al Lago de Amatitlán, se llegó a la conclusión de que, entre 97 y 98 por ciento, la sustancia era agua con sal.

La Fiscalía de Delitos Contra el Ambiente del Ministerio Público señaló que “probablemente” exista una corresponsabilidad de Edwin Ramos, exdirector de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del lago de Amatitlán (AMSA), por haber firmado el contrato millonario.

Puesto que la sustancia se vertió durante dos meses al lago es dañina tanto para seres humanos como para el medio ambiente, la sección de medio ambiente del Ministerio Público requirió también, más información sobre el producto para determinar si la cantidad que se aplicó contaminó aún más el Lago de Amatitlán.

Muchas más noticias ambientales haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button