05/08/2018 – No hace mucho que la empresa Heinz rediseñó sus paquetes de salsa de tomate para que fueran fáciles de usar en vehículos.  Ahora, Heinz anunció recientemente que volvió a actualizar el diseño de su paquetes de salsa, esta vez para que sean más sostenibles.

La empresa anunció recientemente que buscar que todos sus paquetes sean ‘globalmente reciclables, reusables o compostables’, para el 2025, según Bloomberg. Esto significa que los empaques difíciles de reciclar, como los empaques de salsa de tomate, los jugos Capri Sun, los empaques individuales de queso Kraft (las empresas Heinz y Kraft se fusionaron en 2015) atravesarán cambios significativos, ya que usan plástico y papel de aluminio combinados. Estos dos materiales no se separan fácil y por lo tanto, son difíciles de reciclar, particularmente en programas locales de reciclaje.

El cambio puede parecer pequeño, pero para el 2010, Heinz fabricaba 11 billones de paquetes de salsa de tomate al año, de acuerdo con NBC News.  Dado que reciclar estos empaques hasta ahora es sumamente difícil, son pocos los que son reciclados. Un cambio a un material reciclable, o mejor aún, compostable, mantendrá un buen porcentaje de estos empaques fuera de los rellenos sanitarios y los océanos. Heinz no es el único productor de salsa de tomate en este tipo de empaque; pero si esta empresa cambia sus empaques a otros más sostenibles, sería de esperar que otras empresas sigan el ejemplo. Este tipo de empaque para salsa de tomate se usa también para alimentos como mostaza, mayonesa y aderezos de ensalada.

Otro gran beneficio de este cambio a empaques más amigables al ambiente, es que mantendrán el tema en la mente de los consumidores y propiciará más cambios positivos en las industrias globales.

Share Button