29/09/2015 – Al principio de este año, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama enfureció a muchos ecologistas con su decisión de dar una aprobación incondicional a Shell para perforar el Ártico norteamericano en busca de combustible fósiles. Desde entonces, Shell invirtió millones en su búsqueda, pero ahora detiene sus planes al encontrar una ‘decepcionante’ cantidad de gas y petróleo.

El presidente de Shell USA, Marvin Odum, explicó en un comunicado difundido el lunes por la mañana en Holanda que se trata de un final decepcionante para los trabajos en esa parte de la cuenca del mar de Chukchi.

Según el New York Times, “Royal Dutch Shell terminó su caro e infructífero esfuerzo de nueve años para explorar petróleo en el Ártico –una inversión de 7.000 millones de dólares– en otro signo de que toda la industria está recortando sus ambiciones como consecuencia del derrumbe de los precios del petróleo”.

“Esta es una gran victoria”, escribe en su blog Michael Brune, director ejecutivo de Sierra Club, que considera que no será la última. Tras la alegría del primer momento, el responsable de la organización ecologista considera que la noticia no es tan sorprendente, dado lo impopular que era la decisión de Shell de seguir adelante con las exploraciones. “Quién puede olvidar el espectáculo de cientos de activistas en Portland y Seattle arrremolinándose alrededor del barco de perforaciones de Shell con kayaks o colgándose del puente St. Johns para bloquear la salida de sus rompehielos”.

Nuestro resumen general de noticias AQUÍ.




Share Button