14/03/2016 – Una terapia poco común, realizada por un perro poco común, es la primera impresión de una terapia asistida con animales en donde se utiliza como principal herramienta de atención a un perro de terapia. Las funciones de un perro de terapia es generar atención, ser un estímulo multisensorial, un incentivo al juego, un estímulo emocional o un “objeto” transicional, entre otras, para niños y jóvenes. El poder contar con un perro de terapia en una sesión de terapia rompe con lo tradicional y es el inicio del rompimiento del estrés post traumático causado por un evento traumático… si, nos referimos a casos de violencia, maltrato y abuso sexual infantil.





La presencia de un perro debidamente adiestrado como perro de terapia genera una impresión única en una sesión terapéutica psicológica en donde se deben enfrentar los recuerdos de un suceso desagradable. El perro de terapia estimula el contacto físico, contacto visual y el lenguaje haciendo más agradable y menos invasiva la terapia, reforzando el autoestima y la expresión emocional utilizando al perro de terapia como el puente entre el niño o joven con el terapista y otras personas y así, prepararlos para seguir con su vida con la rehabilitación psicosocial. Con la presencia y la incorporación de un perro de terapia en sesiones específicamente diseñadas según el niño o joven, se vuelve a tener autoconfianza, se disminuye la victimización, es mas fácil expresar y reconocer sus emociones, proceso necesario para su rehabilitación psicológica y superación del evento traumático, ya que un niño o joven es propenso a desarrollar problemas de conducta, hiperactividad, problemas de ira, baja autoestima, falta de atención, sumirse en el anonimato, trastorno negativo desafiante, entre muchos otros.

11807382_1877759762448638_4911551521536730283_oLa terapia asistida con animales “TAA” por sus siglas, brinda la oportunidad de romper con estos obstáculos en las sesiones de terapia al tener la presencia de un ser vivo no humano que no habla, no critica, no regaña y que nos permite poder guiar al menor hacia los objetivos terapéuticos sin que se de cuenta o se sienta manipulado.

Además se ha comprobado científicamente que la presencia de un perro disminuye los niveles de estrés, ansiedad y miedo. El acariciar a un perro libera endorfinas y otros químicos naturales del cerebro que provocan relajación obteniendo menor resistencia del menor y son más colaboradores. En las historias o cuentos que se utilizan en algunas sesiones de terapia, el menor transfiere lo sucedido al perro de terapia y con el avance en las historias el perro deja de ser la víctima de la historia y el menor acepta que lo ocurrido fue a su persona, abriendo así la puerta para que el psicólogo pueda avanzar en sus sesiones psicológicas.

12138410_1910438712514076_9139057282827046920_o

En proyecto Together Guatemala se han diseñado dos programas de trabajo específico para víctimas de violencia, maltrato y abuso sexual infantil, siendo estos:

11893907_1912530035638277_1683312230125657719_o1. Programa de perros de terapia, los cuales se incorporan en las sesiones psicoterapéuticas para menores con estrés postraumático y prepararlos para sus declaraciones de debate en juzgados.

2. Programa de perros de asistencia emocional, perros específicamente adiestrados que tienen como función principal acompañar a estos menores a realizar sus declaraciones de debate en juzgados en cámara de gesell, cámara de circuito cerrado o en una sala frente a un juez.

Un Perro de Asistencia emocional tiene como finalidad el acompañamiento con un menor víctima de violencia, maltrato y abuso sexual a una declaración de debate en un juzgado con el objetivo de disminuir los niveles de estrés, ansiedad, miedo y revictimización durante el proceso, relajarlo antes, durante y después de la declaración. Es decir que, el perro de asistencia emocional es un catalizador brindando así la asistencia emocional requerida para el menor.

En Guatemala se estiman aproximadamente 40,000 denuncias anuales por maltrato, violencia y abuso sexual infantil, de las cuales se remiten o se trabajan en diferentes dependencia, como instituciones privadas o gubernamentales tales como el Instituto Nacional de Ciencias Forenses INACIF, Procuraduría General de la Nación PGN, y asociaciones en donde el proyecto Together Guatemala trabaja tales como Asociación CONACMI y Refugio de la Niñez.

11020749_1822280474663234_3591118632827662345_n

Estas son algunas de las estadísticas en el área clínica del 1 de enero al 31 de diciembre de 2015.

TAA

La Procuraduría de la Niñez y la Adolescencia de la Procuraduría General de la Nación (PGN), informó que de enero a octubre de 2015, fueron rescatados en el departamento de Guatemala 1 mil 445 niños, niñas y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad por causas de maltrato infantil, abandono, descuido o tratos negligentes.

Denuncias de abusos contra la niñez aumentaron 26.9%
En Guatemala han aumentado en un 26.9% las denuncias por violencia sexual en contra de la niñez, según datos de la organización Misión Internacional de Justicia (IJM, por sus siglas en inglés) las cuales revelan que en el año 2014 se presentaron 5 mil 473 casos por este hecho delictivo, mientras que en 2013 ingresaron 4 mil 312 denuncias por abusos.

Si quieres apoyar al proyecto Together Guatemala con Patrocinio y donaciones en la rehabilitación de víctimas de maltrato, violencia y abuso a menores, contáctanos a través de nuestra página en facebook, nuestro correo together.taa.guatemala@gmail.com o al teléfono (502) 4814-3872.

Por Willy Escribá.
Entrenador Profesional.
Proyecto Together TAA Guatemala.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button