19/04/2015 – Una de las etnias más aisladas del alto Orinoco y la región aledaña del Amazonas, los yanomami, puede ayudar a combatir muchas de las enfermedades que padece la civilización industrial, creen los microbiólogos.

Los yanomami, que habitan en las selvas de Venezuela y Brasil, son el grupo humano con mayor diversidad microbiana, o microbioma, y por este motivo su sistema inmune presenta más microorganismos que el del resto de pueblos o grupos humanos conocidos. Esta es la conclusión a la que ha llegado un colectivo científico interuniversitario estadounidense-venezolano al secuenciar el ADN de los indígenas y de todas las bacterias de su piel, boca e intestinos.

Años de investigaciones han permitido identificar a todas las especies de microorganismos encontradas en pruebas tomadas en Sudamérica. Un importante conocimiento del microbioma proviene también de los test genéticos hechos a partir de las probetas con sangre de los yanomami llevadas a distintas instituciones norteamericanas desde Brasil y Venezuela en los años 1960. Recientemente esas muestras han sido devueltas a los yanomami por respeto a sus creencias.

Los científicos, que publicaron un ensayo en una reciente edición de la revista ‘Science Advances’, atribuyen la exclusividad de los yanomami a su aislamiento, al poco contacto que han mantenido con otros pueblos y a sus primitivas condiciones de vida. En las sociedades industrializadas y las que se encuentran en contacto permanente con ellas, el estilo de vida moderno, la dieta y el uso de antibióticos han provocado cambios en el microbioma de los individuos, mientras que los yanomami conservan la riqueza original de la flora intestinal y epidérmica.

Muchas más noticias ambientales haciendo CLICK AQUÍ.

Share Button