15/12/2020 – La época navideña tiene como peculiaridad el hecho de reunir a familias y amigos. Su fin primordial es recordar ese vínculo que existe entre seres queridos. Vemos cómo el mensaje de paz y amor sobre la tierra es algo muy importante en las familias que mantienen esta tradición. Sin embargo, no podemos dejar a un lado el tema del covid-19 en las medidas sanitarias nos muestran que las reuniones de muchas personas es algo que sigue siendo un gran riesgo.

.

Ante esta realidad, encontramos una de las soluciones que se han planteado desde hace mucho tiempo como las más convenientes para disminuir la contaminación y ahora la transmisión de virus, es portar nuestros propios utensilios. Recordemos que a final de cuentas esta pandemia, tal como lo han explicado muchos científicos, tiene como origen la depredación de las áreas silvestres. Dado que éstas se han visto expuestas ante la carencia de su hábitat natural, los humanos estamos más cerca de varios virus, bacterias y otros organismos que para los humanos podrían resultar dañinos y que antes no estaban presentes.

Una de nuestras campañas, “Que tú celebración sea de traje” “traje mi vaso” “traje mis cubiertos”  “traje mi plato”, como en años anteriores, promueve  qué portemos nuestro propio plato, vaso, taza y cubiertos, si asistimos a reuniones familiares. De esta forma, podemos mantener todos nuestros utensilios a nuestro lado y evitar cualquier tipo de contaminación.

La buena costumbre de evitar desechables:

La utilización de desechables, aunque crean que es lo más conveniente, igual contienen gérmenes. Esto se debe a que las personas consumieron alimentos en ellos y al tirarlos a la basura, pueden ser esparcidos a otros lugares que de otra manera no llegarían.

Además de esto, también está la economía familiar. Gastar en artículos desechables hoy en día representa algo que afecta mucho más el presupuesto, que utilizar platos y cubiertos que pueden permanecer por mucho tiempo en nuestros hogares.

Por otro lado, la mayor parte de personas no se percata que aunque clasifiquen los desechos de estas festividades, los artículos desechables no son reciclables. Esto porque el material del que están hecho no puede ser llevado a un proceso en el cual puedan volver a ser utilizados.

Festejos navideños responsables, sustentables y sin contaminar el medio ambiente son posibles.

El mejor regalo es el cambio de hábito:

Si queremos dar un regalo muy especial a los miembros de nuestra familia y también para las futuras generaciones, reflexionemos sobre nuestras acciones cotidianas. Evaluemos cómo estás festividades aumentan la posibilidad que el calentamiento global continúe. Somos más de 7,800 millones de personas en el planeta y con toda la basura que generamos el calentamiento global sigue su avance.

Hábitos para el 2012:

  • Llevar tus platos y vasos será una gran contribución para tu familia y tus seres queridos y tu salud.
  • Tu economía también se verá beneficiada si reutilizas en lugar de comprar desechables.
  • Elegir artículos desechables es una gran responsabilidad. Esto porque implica no sólo gastar tu dinero en un artículo de usar y tirar, sino también hacerte cargo de su disposición final.
  • Consumir artículos reutilizables dignifica no sólo a tu persona, sino también a tus seres queridos por el respeto a su vida, su salud  y la de los demás.

Propiciar para nuestros seres queridos y para nuestro futuro un ambiente con calidad de aire respirable, agua sin contaminar y mayor salud para todos, es un regalo que todos podemos dar. Seamos más conscientes sobre nuestros actos y en estas épocas de paz y armonía, reconectémonos con la naturaleza y realicemos festejos sin contaminar, cómo excelentes Ecociudadanos.

Si deseas recibir más información sobre estos temasen nuestras capacitaciones virtuales y  participar activamente como voluntario de Ecociudadanos pueden contactarnos en nuestras redes sociales abajo o al correo información@ecociudadanos.org

Share Button