17/08/2015 – Un grupo de pescadores australianos ayudó a una ballena a liberarse de un plástico que llevaba atascado en su boca, después de que el cetáceo se acercara a la embarcación llamando la atención y para que ‘le echaran una mano’.

Michael Riggio e Ivan Iskenderian, dos pescadores que regresaban de trabahar se encontraron con una ballena franca austral en el puerto ubicado en el Estado de Nueva Gales del Sur, el más antiguo y poblado de Australia. El cetáceo se acercó al barco nadando en círculos e incluso propinando un golpe a la embarcación, tratando desesperadamente de llamar la atención.

La ballena “se acercó al barco un par de veces, sacando la cabeza fuera del agua. Tenía una bolsa de plástico y líneas de pesca atascadas justo en su boca, y parecía como si quisiera que se lo sacaran. Fue muy inquisitiva, sacando sus ojos fuera del agua y mirándonos”, dijo Iskenderian, según el ‘Daily Mail‘.

Muchas más noticias ambientales haciendo CLICK AQUÍ.

Share Button