04/09/2014 – Los estadounidenses harán bien en acostumbrarse a la idea de que el vórtice polar, la gran masa de aire gélido del Ártico que causó tanto frío en el país, regrese en cualquier momento, de acuerdo con un estudio conocido ayer.

A medida que el mundo se calienta, partes de Norteamérica, Europa y Asia podrían recibir visitas más frecuentes y potentes del aire gélido. Esto se debe a la disminución del hielo en los mares colindantes con Rusia, dicen los investigadores.

Normalmente, el vórtice polar está confinado al Ártico; pero en ocasiones escapa y se mueve al sur, llevando consigo un poco del aire helado del Ártico.

Eso puede ocurrir por varias razones, y el nuevo estudio indica que una de ellas sucede cuando disminuye el hielo en los mares del norte, dejando más agua descubierta.

De manera normal, el hielo impide que escape la energía térmica del océano e ingrese a la atmósfera. Cuando hay menos hielo, llega más energía a la atmósfera y debilita la corriente de chorro, el flujo de aire a gran altitud que usualmente impide que el aire ártico viaje al sur, dijo el coautor del estudio Jin-Ho Yoon, del Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico, con sede en Richland, Washington. Así que al debilitarse la corriente, el aire frío escapa.

Fuente: La Hora.

Share Button