09/04/2016 – ¡¡Woff!! ¡¡wofff!! ¿Por dónde inicio? Pues por el principio………
Hoy les quiero contar la Historia de Ana Lucrecia Valenzuela, que para mí es, “Mi Angel” y el “Angel” de muchos peludos como yo…¡¡¡Woff!! y con la vida de ella y la ayuda de Dios, se han cambiado muchas vidas.





Pues Ana nació un hermoso amanecer a las 6:02 de un 5 de junio (el año lo omito, valoro mi vida jijijiji), ¡¡woff!! como la mayor de dos hermanas. Sus padres Eduardo Valenzuela y Gladys Gamboa siempre le dieron grandes principios y sobre todo le inculcaron el amor a los animales de todo tipo, perros, gatos, aves de toda clase… Ella heredó ese gran amor y entrega hacia nosotros los peludos y cuenta que desde que tiene memoria, recuerda cómo sus papás le daban de comer a los animalitos y en muchos casos los hacían parte de la familia. Y para alguien especial, Dios le tenía preparado, su media naranja el Sr. Gerson Girón. Él es capaz de sacrificar muchas veces tiempo en familia y sufragar cuentas medicas por apoyar a Ana, en su sueño.

Y así esa niña se convirtió en una gran mujer la cual creó un vínculo muy fuerte con todos los animalitos… Cuenta ella que llegó a tener 17 perros en su casa, los cuales nunca había puesto en adopción, debido a que no sabia que existían Organizaciones a cargo de Rescate y Adopción. Un poco después, llegó a trabajar con una Asociación durante 2 años hasta que expandió sus horizontes y así nació AMOR ANIMAL, ubicado en San Lucas Sacatepequez.

Amor Animal es un proyecto relativamente nuevo, que nació el 16 de marzo del 2015 con mas de 20 perros. Hoy por hoy cuenta con una población promedio de 50 perros, entre los cuales algunos ya no son adoptables debido a la edad (woff, la cual requiere muchos cuidados y amor), capacidades especiales y similares.

perritos

¡¡Woff!! ¡¡woff!!! Mi albergue fue mi casa y en donde me dieron una segunda oportunidad de vivir, porque la vida me la negó o simplemente no conté con un dueño responsable. Quiero contarles que hay varias etapas del rescate: tratamientos médicos, recuperación tanto física como del corazón, aaauuuuu. Hasta que nos volvemos un perro adoptable, sano y con un corazón dispuesto amar. ¡¡Woff!!! Cuando viví con Ana vi muchos casos; no todos con final feliz, que no lograron ganar la batalla a la enfermedad o desnutrición, donde ya eran casos terminales y que Ana solo podía darles calidad de vida. Adoptados que contaron con la mala suerte de dueños irresponsables que no tuvieron el cuidado que nosotros como perros necesitamos. Como finales felices donde pasamos hacer parte de la familiaaaa ¡¡woff!!! Y muchos casos más……

¡¡Woff!!! Estamos tristes porque en ocasiones se nos complica la adopción, simplemente porque somos mestizos o a veces somos “feos pero hermosos”. O bien tenemos caracteres difíciles como el caso de mi buen amigo y pariente lejanooooo Perseo. PERSEO fue rescatado en Masagua, Escuintla, en donde estaba amarrado y mueriendo de hambre. Despues de 4 meses el cambio es evidente. Pero necesitamos un hogar responsable, que se comprometa a no tener más perros, darle paseos diarios.

perseo

¡¡Woff!!! ¡¡woff!!! En el Santuario y Albergue “Amor Animal” nuestra población tienen muchas necesidades que debemos cubrir. Si tienes un corazón enorme y ganas de ayudarnos puedes hacerlo en diferentes programas que tenemos: voluntariado, padrinos, recaudación de concentrado, spa pet, gastos de rescates urgentes, medicamentos, castraciones y demás.

Sigue a este genial proyecto en su página de facebook o escríbeles a amoranimal1603@gmail.com.

Entérate de más proyectos positivos haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button