Por Andrea Gómez Recinos.
Camino Seguro Guatemala.

Este lugar es un espacio que mide aproximadamente 22 canchas de fútbol y tuvo sus inicios a finales de los años 40, cuando se dispuso finalmente a recibir los deshechos de la ciudad. El Relleno Sanitario o Basurero de la zona 3 de la Ciudad de Guatemala, no ha cambiado mucho desde entonces. La diferencia es que actualmente llega la basura de casi casi 3.7 millones de guatemaltecos y guatemaltecas, al recibir cada día aproximadamente 3,000 toneladas de desperdicios de toda la ciudad y otros 6 municipios aledaños.

Adentro se percibe un ambiente denso, con un olor fuerte y desagradable y una cantidad titánica de basura. El espacio se divide por patios y es el más grande toda Centro América. Entre las toneladas reciben desechos tóxicos, alimentos en estado de descomposición, vidrio, plástico, botellas, etcétera, pero adentro también hay personas. Personas, hombres y mujeres. Madres y padres. Hijos e hijas.

IMG_0258

¿Cómo no lo supiste antes?
Es muy natural, olvidarse del destino de la basura. Cada vez que una persona arroja sus deshechos a un basurero inicia un ciclo de recolección en el que posiblemente, los desperdicios serán llevados en uno de los casi 920 camiones privados que existen actualmente.

Después de eso, la dinámica adentro del relleno funciona gracias a casi 3,000 recolectores y recolectoras y la acción recolectora es mejor conocida por la comunidad como “guajear”. Son ellos y ellas quienes reciclan la basura de toda la ciudad. La competencia es fuerte, pues la economía se basa en un sistema de trabajo individual, con horarios decididos por cada recolector(a) desde las 6 a.m. hasta las 6 p.m. Cada persona escoge qué recolecta y a qué revendedor lo entrega. Estos compradores posteriormente lo venderán a empresas recicladoras cercanas al área.

El deseo de dar sustento a sus familias es más fuerte que los bajos ingresos, llegado a niveles de pobreza extrema, al calcular que mensualmente una persona gana de Q600 a Q800. Ya que es una labor que también implica grandes riesgos como convivir con insectos, zopilotes, animales, lluvias, calor y accidentes. Todo esto sin mencionar deslaves, como el de agosto de 2012. Increíblemente y según estadísticas de proyección, alrededor del área, se calcula que viven aproximadamente de 60,000 a 90,000 personas en condiciones precarias.

steve baroch_adults_oct 10

Los deshechos de mejor calidad son escogidos por los trabajadores de los camiones y el resto de basura es seleccionada por un(a) recolector(a), limpiada, revendida y reciclada. Luego probablemente es utilizada y vuelta a tirar. Y así el ciclo entre recolección y reciclaje comienza de nuevo.

Personas con familias, aspiraciones y sueños:
Un(a) reciclador(a) recoge todo aquello que represente un ingreso, así como comida e incluso medicamentos expirados a cambio de tener un ingreso diario de entre Q25 y Q40 diarios. La mayoría de personas que viven y trabajan en estas condiciones provienen de áreas rurales y de los desplazamientos causados durante el conflicto armado interno. Eso implica que en muchas ocasiones hay una barrera idiomática, al no ser el español su lengua materna; además de bajos o nulos niveles de escolaridad y por lo tanto de habilidades técnicas.

IMG_0279

Esto no es todo. En esta situación también hay involucrados padres y madres de familia, niños y niñas que dependen de las oportunidades con las cuales nacen. ¿Cómo puede ser la educación una opción cuando los ingresos familiares rondan mensualmente los Q800?

¿Cómo puede ser la educación una posibilidad?
A partir del 2007, se prohibió el ingreso de niños y niñas menores de 14 años y se vetó la posibilidad de tener viviendas adentro del relleno. Sin embargo, en 1999, todo era muy diferente y no había regulaciones.

Así fue como la estadounidense, psicóloga y maestra, Hanley Denning visitó el basurero y vio cómo niños y niñas vivían en condiciones que nunca había visto. Ella vio cientos de niños y niñas con un futuro marcado por la basura de otros y se preguntó ¿si este es su presente cuál puede ser su futuro?

Jenna Hostetler_volunteer_staff_06_2011_ (1)

Ella sabía que la única llave para un futuro diferente es la educación. Fue así como decidió establecerse en el país para abrir un espacio seguro con casi USD $2,000 recaudados por la venta de sus pertenencias. Con ese dinero y el apoyo de una iglesia cercana al relleno, cuidó y alimentó a 10 niños y niñas.

Desde 1999 hasta el presente, su compromiso y amor por las personas ha llevado a un poco más de 600 niños y niñas desde los dos hasta los 20 años de edad participan en programa s de refuerzo educativo y tienen un futuro brillante gracias a que luchan por su propia educación. Esta alternativa de vida además provee alimentación, pago de útiles escolares, transporte, mensualidades, jornadas médicas y bolsas de víveres a casi 300 de las familias más necesitadas de la comunidad recolectora.

PatWilliamson_teenagers_August 2011 (2)

Gracias a Hanley Denning y a otras asociaciones que también luchan contra la pobreza extrema, hoy la comunidad del relleno sanitario tiene esperanza, oportunidad y educación. Camino Seguro lo construimos todos juntos. Necesitamos de ti para seguirlo construyendo. ¿Te apuntas?

DS 086

Involúcrate hoy:
 Sé Voluntario. Escribe a voluntarios@safepassage.org
 Dona. Escribe a donaciones@safepassage.org
 Visítanos. Escribe a: visitors@safepassage.org
 Apadrina. Escribe a sponsorship@safepassage.org

Mantente al tanto de las actividades de Camino Seguro en su página de facebook haciendo click aquí o en su sitio web http://www.camino-seguro.org

¿Te gustó esta Lectura? Haz click aquí para encontrar más lecturas similares.

Share Button