14/12/2016 – Una de las actividades más sanas hoy en día y que cada vez reúne más chapines, es subir volcanes. No importa qué tan altos o bajos, activos o dormidos, subir un volcán es una experiencia ÚNICA: no sólo es el ejercicio físico lo perfecto, sino que la mente logra despejarse y realmente olvidarse de la rutina.




Hay un gran número de empresas y emprendedores (algunos conocedores, la mayoría, no tanto) que te llevan y guían en la subida de volcanes. Una de estas empresas con sobrada experiencia tuvo una GENIAL idea: ir a un volcán y hacer yoga en la cima.

La primera experiencia fue en la Laguna Y Volcán Chicabal, a donde se dirigieron un jueves de finales de noviembre. Luego de subir y descansar en el campamento ese viernes, disfrutaron una de las más bellas vistas haciendo yoga. La tranquilidad mental posterior a esta milenaria práctica, seguro influyó en el genial humor de todos los asistentes.

¿Se te antoja? Sin Rumbo estará repitiendo la experiencia este viernes, esta vez en Laguna de Lachuá – no es un volcán, pero sí un lugar en donde descansar mente y cuerpo. ¡RECOMENDADÍSIMO! 😉 Más inforamación haciendo CLICK AQUÍ.

Fotos: Sofía De León y Sin Rumbo.

Entérate de más formas de cuidar tu salud haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button